Archivos por Mes: abril 2015

Emprendimiento social Universidad de Nebrija

EMPRENDIMIENTO SOCIAL UNIVERSIDAD NEBRIJA

Felicidades y muchas gracias.

Hoy he tenido el placer de acudir al XVII Evento de Emprendedores organizado por la Universidad de Nebrija para evaluar 20 proyectos de emprendimiento a nivel nacional realizados por estudiantes de entre 17 y 18 años de toda España; y lo primero que quiero expresar es mi agradecimiento a todos los participantes por el altísimo nivel de los proyectos, tanto a nivel de ideas innovadoras, motivación y entusiasmo con la cual los estudiantes han defendido sus proyectos, además de haber un alto número de proyectos con un marcado sentido de responsabilidad social.

Sólo 5 pasarán a la final , y al final ha ganado el proyecto ibrush (@ibrushonline) aunque para mí, todos, absolutamente todos, sois ganadores por esfuerzo, entusiasmo, iniciativa, empuje y ante todo, salir de vuestra zona de confort. Lo único que puedo aconsejaros es emplazaros a que continuéis con vuestro proyecto con tesón y constancia, y aunque no hayáis pasado a la ronda final, continuad creyendo en vuestro proyecto porque había proyectos muy buenos.

El listado de proyectos presentado ha abarcado iniciativas tales como:

  • iBrush, cepillo con una plantilla entre las púas cuya función es extraer los pelos del cepillo de una manera más limpia y rápida, evitando usar las manos. ibrushonline.jimdo.com @ibrushonline Además de ser un proyecto socialmente responsable que cede el 30% de sus ganancias a una ONG, el modelo de negocio está funcionando y se han realizado ya ventas.
  • Glucopulsera, pulsera no invasiva (sin necesidad de pinchazo) con un sistema de seguimiento y alarma para los niños que sufren diabetes detectando cuando el nivel de glucosa aumenta para así saber cuándo actuar y de esta manera evitar posibles alteraciones.
  • Wearthy, @wearthyslne weathyslne.es solución weareable con dos líneas de negocio: una para el control de personas mayores donde a través de una camiseta de control sanitario ésta enviará información a una app sobre variables tales como tensión arterial, pulsaciones, temperatura corporal, GPS altimétrico, controlador de actividad, control de inclinación y todo ello con unos sensores que no necesitan de pila. La otra línea de negocio está centrada en deportistas.
  • Vega, novedoso sistema de gps que proyecta sobre la pantalla del vehículo un sistema visual que facilita la conducción.
  • Ecoper, que apuestan por un modelo de negocio donde a partir de los periódicos recogidos de centros de reciclaje, son capaces en un proceso industrial de fabricar unas briquetas de madera con sus mismas propiedades y más baratas aún.
  • Sportalk, @sportalk, aplicación desarrollada para facilitar la comunicación y mejorar la experiencia de vivir un evento deportivo desde cualquier lugar.
  • Pangea, pangeabcn.wix.com/pangeabcn @pangeabcn Colgantes de diseño con fragancias.
  • Dylenses, lentillas que proporcionan a los diabéticos una nueva solución a su enfermedad porque mediante un chip integrado en la lentilla, ésta controlará los niveles de azúcar mediante la lágrima, llegando la información a su Smartphone.
  • G-Tec, diseño de gafas para personas invidentes o con visibilidad reducida, mediante un radar conectado a un dispositivo móvil, que transforman y emiten información del entorno al usuario.
  • Hambredeseries, hambredeseries.wix.com/hambredeseries; que propone un concepto de restauración basado en series de televisión como Friends, donde además sirven comida de tus personajes favoritos, te pueden invitar a descuentos o incluso a comer si todos los comensales vienen vestidos con la temática de la serie.
  • Dreampany, cuyo objetivo es prestar servicios de asesoramiento a emprendedores, además de donar el 15% de sus beneficios a ONGs como Manos Unidas.
  • Crant, que proponen una solución para el control integral de medicamentos de pacientes dependientes.
  • Tecnimay, una solución en forma de bolígrafo para que todas aquellas personas que padecen una enfermedad alimenticia crónica como diabetes, celiacos, hipertensión, etc. puedan tener un recurso que les aporte seguridad a la hora de tomar un medicamento.
  • Freemax, aplicación que en función de los gustos y aficiones del cliente, la aplicación te muestra numerosas actividades de ocio, con un algoritmo que realiza venta cruzada de productos/servicios en función de los productos comprados, ofreciendo descuentos, así por ejemplo cuando vayas al cine y compres la entrada, se te ofrecerá la posibilidad de comprar palomitas con un descuento.
  • Nappy, pañales con sensores que indican por diversos colores cuándo el pañal debe de ser cambiado y así no irritar al bebé.
  • Ibex 4, para tomarse unos chupitos por Sevilla donde los precios de los mismos se calculan en función de la oferta y demanda como si estuvieras en el mismo mercado de valores.
  • N-Living, @newlivingc Arquitectura y diseño de interiores con materiales ecológicos y adaptados para personas con discapacidad.
  • Sumátohausu, sumatohausu.jimdo.com Control inteligente integral y domótica para el hogar.
  • Academia y ludoteca Júcar situada en Villalgordo del Júcar. @academia_jucar academiajucarlospatitos.blogspot.com.es
  • Artesano SL, restaurante en Albacente

Felicidades a todos por las excelentes ideas y nivel de presentación.

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

Interés efectivo y TAE (Tasa Anual Equivalente)

INTERÉS EFECTIVO Y TAE (TASA ANUAL EQUIVALENTE)

Tipos de interés que existen

Créditos: Canal de Youtube “1minSensei”

Tipos nominales y efectivos: Tantos equivalentes

Créditos: Canal de Youtube “1minSensei”

El objetivo de este artículo es explicar la definición e importancia de los tipos de interés efectivos, conocidos como TAE o Tasa Anual Equivalente (que en la terminología inglesa se conoce como CAGR: Compound Annual Growing Rate), como método de cálculo para homogeneizar, poder comparar inversiones y decidir cuál es más atractiva.

Qué es la CAGR, TAE o interés efectivo anual

Creditos: Canal de Youtube “1minSensei”

Para ello la siguiente pregunta que debemos plantearnos es que si tenemos diferentes inversiones, con distintas cantidades, periodos de tiempo, donde unas tienen reinversión de intereses y otras no, y entre aquellas que tienen reinversión, la frecuencia de reinversión es distinta, ¿cómo podemos saber cuál es la inversión que tiene una mayor rentabilidad? Para ello necesitaremos hablar del concepto de interés efectivo. Es decir, necesitamos empezar a diferenciar entre intereses nominales (con los que empezamos a hacer los cálculos de matemáticas financieras) e intereses efectivos (que son los que de alguna forma nos permiten homogeneizar inversiones para que las podamos comparar, y aquella que tenga un interés efectivo superior, será la más rentable).

También es importante entender que el procedimiento de la TAE para el cálculo de las inversiones sólo vale y puede aplicarse cuando el proyecto tiene un flujo inicial (inversión en t=0) y recuperamos el principal e intereses en el futuro en otro instante de tiempo, es decir, si tenemos un proyecto que tiene muchos flujos positivos y negativos a lo largo de la vida del proyecto (es decir, más de 2 flujos), no podremos utilizar la TAE, y deberemos usar los métodos usados en finanzas corporativas para el análisis de inversiones que se describen en el post investment appraisal techniques, y que son el VAN, TIR y payback. Por ello, 2 flujos, podemos usar TAE; + de 2 flujos debemos usar la TIR. Tanto TAE como TIR son intereses anuales compuestos porque suponen reversión de intereses anual.

Si analizamos los resultados obtenidos en el ejemplo 4 (Explicado en el artículo interés compuesto) y ejemplo 2 (Explicado en el artículo interés simple), observamos que obtenemos resultados distintos según apliquemos interés simple o compuesto, por lo que la siguiente pregunta que nos surge es cómo poder comparar inversiones que tienen tipos de interés o plazos de inversión distintos:

La TAE es una tasa o tipo de interés anual, y para calcularla lo que se plantea es una inversión “ficticia” o “equivalente” a la que tengo que produzca un resultado final igual a la inversión real que estoy calculando, planteándose por tanto una igualdad donde las variables conocidas son el capital inicial invertido, el tipo de interés a aplicar, el tiempo y la incógnita la TAE. Es importante entender que la TAE al ser un tipo anual, el periodo de tiempo debe ir en años.

a) Supongamos que queremos calcular la TAE de una inversión a 18 meses con un interés nominal anual del 12% sin reinversión de intereses.

  • Interés simple: Vf=Vo*(1+i*n)=(1+TAE)^n (Inversión real):
  • Vf=€1.000*(1+1%*18)
  • Inversión ficticia en términos anuales y con reinversión:
  • Vf=€1.000*(1+TAE)^1,5
  • Igualamos la inversión real con la ficticia.
  • €1.000*(1+1%*18)=€1.000*(1+TAE)^1,5
  • Despejando la TAE=11,67%

b) Para el ejemplo 2, donde el tipo de interés es del 12% para un periodo de 1,5 años sin reinversión de intereses y un plazo de inversión de 1,5 años, la ecuación a plantear sería:

  • Interés simple: Vf=€1.000*(1+12%*1)=€1.000*(1+TAE)^1,5
  • Despejando obtenemos una TAE:=7,85%

c) Para el ejemplo 4, la ecuación a plantear para el caso de interés compuesto con reinversión mensual de intereses, duración 1,5 años e interés nominal anual del 12%, la TAE sería:

  • Interés compuesto: Vf=Vo*(1+i)^n=Vo*(1+TAE)^n
  • €1.000*(1+1%)^18=€1.000*(1+TAE)^1,5
  • Despejando obtenemos TAE=12,68%

Analizando las TAEs de las tres inversiones para un capital inicial invertido de €1.000 observamos que la mejor inversión en términos de rentabilidad homogenizada es la inversión tercera, ejemplo 4 (€1.000, plazo 1,5 años, interés anual del 12% con devengo mensual y reinversión de intereses-interés compuesto y TAE: 12,68%) frente a la inversión del primer ejemplo (inversión de €1.000, a un plazo de 1,5 años, interés anual 12% sin reinversión de intereses-interés simple, TAE: 11,67%) y frente a la inversión segunda, ejemplo 2 (€1.000, plazo 1,5 años, tipo de interés a 1,5 años del 12% sin reinversión de intereses-interés simple).

Conviene remarcar que la TAE:

1) Es un media geométrica, que no está afectada por valores intermedios de las observaciones, sino sólo del valor final e inicial.

2) Para calcular una TAE, no es necesario conocer la cantidad invertida ni el periodo de tiempo de una inversión. Pongamos un ejemplo: Supongamos un inversión con interés compuesto (reinversión trimestral, n=4). ¿Cuál es la TAE?

  • Inversión real: Vf=Vo*(1+i4)^(n años*4 trimestres)
  • Inversión ficticia (la de la TAE). Vf=Vo*(1+TAE)^(n años)
  • Igualamos la inversión ficticia a la real, y como podemos ver la variable “n años” y Vo, “inversión inicial” desaparecen de la ecuación.
  • (1+i4)^4=(1+TAE)

3) Otros potenciales usos de la TAE sería para calcular el crecimiento anual compuesto de cualquier índice, acción, mercado, variable que tiene un valor y evoluciona en el tiempo. Supongamos por ejemplo que el valor de un índice bursátil es 10€ en 1990 y 100€ en 2014. Como conocemos el valor futuro y final, y la inversión presenta un plazo superior a un año (debemos usar interés compuesto por convenio), la TAE de esta inversión sería: Vf=100€=10€*(1+TAE)^24. TAE=10,06%. La TAE no indicaría que la acción ha crecido anualmente de forma compuesta al 10,06% cada año (aunque realmente la acción no haya crecido así, sin embargo, el valor inicial y final son los mismos.

Como conclusión por tanto los tipos efectivos son el procedimiento para homogeneizar inversiones, ya que hemos pasado de una inversión real a una inversión ficticia (que no existe pero que se realiza de forma anual compuesta y genera el mismo resultado que la inversión real que tenemos).

 Saludos cordiales,

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

Definición de interés compuesto

DEFINICIÓN DE INTERÉS COMPUESTO

Créditos: Canal de Youtube “1minSensei”

En el post anterior definición de interés e interés nominal explicamos ambos conceptos financieros y cómo calcularlos. Posteriormente explicábamos la definición de interés simple, y en este post, definiremos cuándo se debe usar el interés compuesto.

La siguiente idea que debemos comprender para poder definir el “interés compuesto”, es entender si existe o no reinversión de los intereses, ganancias o plusvalías generadas por la inversión, es decir, qué hemos ganado y el dinero inicial que hemos invertido (al que nos referiremos como “Vo” o principal invertido).

Si existe reinversión de los intereses generados entonces estaremos hablando de interés compuesto y si no existe reinversión, hablaremos de interés simple.

También es fundamental entender que si no tenemos información de si existe o no reinversión de los intereses, como norma y convenio se suele aplicar el interés compuesto a inversiones con plazos superiores a 1 año y el interés simple a inversiones con horizonte temporal inferior a 1 año. Para t=1 año, ambos intereses proporcionan el mismo resultado.

Sin embargo, lo que debe guiarnos primero siempre es ver si existe o no reinversión de intereses (si los hay, siempre interés compuesto), y si no tenemos información de la reinversión, entonces aplicar le criterio del tiempo. Es decir podemos tener una inversión a un plazo de 6 meses con reinversión de intereses bimensual (usaré interés compuesto aunque el plazo<1 año) o tener una inversión con duración 5 años sin reinversión de intereses (usaré interés simple).

Aclaremos adicionalmente que estamos ante una moneda con dos caras distintas desde la perspectiva de que hablaremos de rentabilidad de una inversión o coste de una financiación según seamos los inversores o prestatarios.

Créditos: Canal de Youtube “1minSensei”

Pongamos un ejemplo para aclarar los conceptos tratados:

Ejemplo 3 – Interés compuesto: Supongamos una inversión de €1.000 iniciales, a un tipo de interés anual del 10%, con generación de intereses (devengo) y reinversión de los mismos cada año. La inversión tiene una duración de 3 años.

El 10% de €1.000 son €100, luego al final del año 1, tendríamos €1.000 iniciales que invertí más los intereses generados que en este caso son €100. Como el interés es compuesto, esos €100 no se sacan de la cuenta corriente, si no que se reinvierten junto con el capital inicial aportado de €1.000 (por ser interés compuesto) otro año más al 10%, generando unos intereses de €110 al final del año 2 (10%*€1.100), teniendo por tanto al final del año 2 un capital total de 1.210€ = €1.000+10%(€1.000)+10%(€1.100)=€1.210. Si reinvertimos otro año más esos €1.210 sin sacarlos de la cuenta corriente, obtendríamos un interés para el tercer año del 10%*€1.210=€121, obteniendo y recuperando al final del tercer año en nuestra inversión €1.331 (el capital inicial de €1.000 más los intereses generados cada año que contabilizan €100+€110+€121=€331).

Extrapolando a “n” años obtenemos la fórmula del interés compuesto, que nos indica que el capital final “Vf” que obtenemos en una inversión a “n” años, con un tipo de interés nominal anual “i”, y habiendo aportado una cantidad inicial “Vo” donde se produce la reinversión anual del principal y los intereses (es decir no retiramos durante el periodo de inversión el dinero,  ni intereses/ganancias ni principal) corresponde a la fórmula:

  • Vf=Vo*(1+i)^n
  • Es fundamental entender que en esta fórmula si el interés es anual, el tiempo “n” debe ir en años, si el interés es mensual el tiempo “n” va en meses, si el interés es semestral el tiempo “n” va en semestres.
  • Vf=Valor final de la inversión, en este caso en el año 3. V3.
  • V0=Valor inicial en t=0 de la inversión, en este caso el dinero que invertimos.
  • i=Interés nominal anual.
  • n=Tiempo en años porque hemos usado interés nominal anual.

Ejemplo 4 – Interés compuesto: Supongamos una inversión de €1.000 a un plazo de 1,5 años, al 12% interés anual con devengo de intereses mensual y reinversión de los mismos. ¿Cuánto dinero tendríamos al final de la inversión? La forma de proceder sería:

  • ¿Es interés simple o interés compuesto? Interés compuesto porque existe reinversión de intereses. Vf=Vo*(1+i)^n.
  • ¿Cuándo es el devengo de intereses? Mensual, entonces el tipo de interés que tengo que usar debe ser el interés nominal mensual (i12). 12% anual dividido entre 12 meses = 1% interés nominal mensual.
  • ¿Cuál es la duración de la inversión? 1,5 años. Como tengo el interés en meses, debo pasar 1,5 años a meses: 12*1,5=18 meses.
  • Aplicando la fórmula del interés compuesto el capital que tendría en el banco a los 1,5 años sería de:  Vf=Vo*(1+i)^n=€1.000*(1+1%)^18=€1.196,14
  • Si no hubiera habido reinversión de los intereses, el interés a aplicar habría sido el simple y el valor final obtenido habría sido de: Vf=Vo*(1+i*n)=€1.000*(1+1%*18)=€1.000*(1+12%*1,5)=€1.180.
  • Como podemos observar el interés compuesto siempre da rentabilidades superiores que el interés simple porque se reinvierte en cada periodo (en este caso mensual) el dinero inicial invertido más los intereses generados.

Una vez entendido que aplicaremos interés compuesto siempre y cuando exista reinversión de intereses, la siguiente pregunta que debemos plantearnos es que si tenemos diferentes inversiones, con distintos periodos de tiempo, donde unas tienen reinversión de intereses y otras no, y entre aquellas que tienen reinversión, la frecuencia de reinversión es distinta, ¿cómo podemos saber cuál es la inversión que tiene una mayor rentabilidad? Para ello necesitaremos hablar del concepto de interés efectivo o TAE (Tasa Anual Equivalente). Es decir, necesitamos empezar a diferenciar entre intereses nominales (con los que empezamos a hacer los cálculos de matemáticas financieras) e intereses efectivos (que son los que de alguna forma nos permiten homogeneizar inversiones para que las podamos comparar, y aquella que tenga un interés efectivo superior, será la más rentable.

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

Definición de interés simple

DEFINICIÓN DE INTERÉS SIMPLE

Créditos: Canal de Youtube “1minSensei”

En el post anterior definición de interés e interés nominal explicamos ambos conceptos financieros y cómo calcularlos.

La siguiente idea que debemos comprender para poder definir el “interés simple” y el “interés compuesto”, es entender si existe o no reinversión de los intereses, ganancias o plusvalías generadas por la inversión, es decir, qué hemos ganado y el dinero inicial que hemos invertido (al que nos referiremos como “Vo” o principal invertido).

Si existe reinversión de los intereses generados entonces estaremos hablando de interés compuesto y si no existe reinversión, hablaremos de interés simple.

También es fundamental entender que si no tenemos información de si existe o no reinversión de los intereses, como norma y convenio se suele aplicar el interés compuesto a inversiones con plazos superiores a 1 año y el interés simple a inversiones con horizonte temporal inferior a 1 año. Para t=1 año, ambos intereses proporcionan el mismo resultado.

Sin embargo, lo que debe guiarnos primero siempre es ver si existe o no reinversión de intereses (si los hay, siempre interés compuesto), y si no tenemos información de la reinversión, entonces aplicar le criterio del tiempo. Es decir podemos tener una inversión a un plazo de 6 meses con reinversión de intereses bimensual (usaré interés compuesto aunque el plazo<1 año) o tener una inversión con duración 5 años sin reinversión de intereses (usaré interés simple).

Aclaremos adicionalmente que estamos ante una moneda con dos caras distintas desde la perspectiva de que hablaremos de rentabilidad de una inversión o coste de una financiación según seamos los inversores o prestatarios.

Pongamos un ejemplo para aclarar los conceptos tratados:

Ejemplo 1- Interés Simple: Supongamos una inversión de €1.000 iniciales, a un tipo de interés anual del 10%, con generación de intereses (devengo) y sin reinversión de los mismos cada año. La inversión tiene una duración de 3 años. Usaremos interés simple porque no hay reinversión de intereses aunque el periodo de tiempo de la inversión sea superior a un año.

Como no se realiza reinversión de los intereses, al final del año 1 tendremos €100 de intereses generados que no reinvertimos (más los €1.000 invertidos inicialmente en t=0), invirtiendo por tanto en el año 2 sólo los €1.000 iniciales y obteniendo intereses por valor de €100, volviendo a reinvertir el principal de €1.000 durante el año 3, que generará otros €100 en intereses recuperando al final del año 3: V0=€1.000 de principal y €300 de intereses.

La fórmula por tanto del interés simple es: Vf=Vo*(1+i*n) donde “i” es el interés nominal anual y “n” el tiempo. Es fundamental entender que si usamos el interés nominal anual, el tiempo debe ir en años.

  • Vf=Valor final de la inversión, en este caso en el año 3. V3.
  • V0=Valor inicial en t=0 de la inversión, en este caso el dinero que invertimos.
  • i=Interés nominal anual.
  • n=Tiempo en años porque hemos usado interés nominal anual.

Como la fórmula anterior es lineal, si en vez de usar el interés nominal anual=10% usamos el interés nominal semestral i2=10%/2=5%, el tiempo debe de ir en semestres, es decir n=número de semestres en 3 años=3*2=6 semestres. Si sustituimos los datos en la fórmula del interés simple vemos que obtenemos la misma solución que si resolvemos anualmente, por ello, y sólo cuando tenemos interés simple da igual en qué unidades (tiempo, interés) estemos trabajando en la fórmula. Esto no ocurre con el interés compuesto como veremos.

Ejemplo 2 – Interés simple acumulado: Supongamos ahora una inversión de €1.000, a un plazo de 1,5 años, con un tipo de interés a ese plazo del 12%, y sin reinversión de intereses. ¿Cuánto dinero tendríamos al final del periodo?

  • El interés a aplicar es interés simple pues no existe reinversión de intereses.
  • El interés que nos dan en este caso es el interés nominal acumulado a 1,5 años.
  • Vf=Vo*(1+i*n)=€1000*(1+12%*1)=€1.200

Una vez entendido que aplicaremos interés simple siempre y cuando no exista reinversión de intereses, explicaremos ahora cuándo usar la fórmula del interés compuesto, que asume que además del dinero inicial invertido en t=0, los intereses generados también se reinvierten para poder así generar rentabilidad adicional. En el siguiente post explicamos por tanto la definición de interés compuesto.

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

Interés e interés nominal, definición

DEFINICIÓN DE INTERÉS NOMINAL

Créditos: Canal de Youtube “1minSensei”

En el post de hoy os voy a hablar de los conceptos de interés, interés simple e interés compuesto que me servirán de base para poder hablaros en un post posterior de la idea de valor temporal del dinero y cuál es la “manera correcta financieramente de medir la rentabilidad de cualquier inversión”: métodos avanzados para el análisis de la rentabilidad económico-financiera de cualquier proyecto empresarial (“investment appraisal”) bien sea financiera o no; cuando se reciben flujos monetarios en distintos momentos del tiempo (que suele ser la mayoría de las veces en la vida real y de los negocios).

Primero necesitamos definir el concepto de interés: como la ganancia o plusvalía que se obtiene de una inversión (es decir, sobre un capital inicial invertido en el momento inicial t=0) en un periodo de tiempo u horizonte temporal “t”. A este ratio resultante de dividir por tanto plusvalía entre inversión inicial expresado en tanto por ciento o tanto por uno lo llamaremos “interés nominal” y lo notaremos como “in”. Es importante entender que podemos definir ese interés como una rentabilidad si somos quien invierte el dinero (o se lo presta a un tercero) o hablaríamos de coste de financiación en el caso de que estuviéramos pidiendo pedido ese dinero prestado y tuviéramos que devolver ese interés más la cantidad pedida prestada (“principal del préstamo”).

Por tanto, el concepto de interés va asociado a un horizonte temporal, es decir yo puedo hablar de un tipo de interés nominal anual del 12% que equivale a un tipo de interés nominal mensual del 1% (12% / 12 meses en el año), o el 3% de interés nominal trimestral (12% / 4 trimestres en el año) o el 6% de interés nominal semestral (12% / 2 semestres en el año).

Lo que es importante entender de forma conceptual es que el interés nominal en cualquier ejercicio de matemáticas financieras es aquel que necesitamos conocer para poder empezar a hacer nuestros cálculos y resolver cualquier ejercicio.

La notación que se usa por tanto para definir los intereses nominales definidos anteriormente, representados por el subíndice “n” serían:

  • i12=Interés nominal mensual. n=12 porque el año tiene 12 meses.
  • i4= Interés nominal trimestral. n=4 porque el año tiene 4 trimestres.
  • i2= Interés nominal semestral. n=2 porque el año tiene 2 semestres.

A cuándo el interés es generado (en qué periodo de tiempo) se le llama “devengo de intereses”, así tenemos devengos anuales, mensuales, trimestrales y semestrales respectivamente.

Por convenio en el ámbito financiero y si no se expresa lo contrario, el interés nominal que se suele dar por defecto es el interés nominal anual. Es decir, que si un ejercicio dice que sea un interés del 6% y no se dan más datos, debemos de entender que es un interés nominal anual (por convenio). Pongamos ahora un ejemplo práctico para entender el concepto:

Ejemplo 1

Supongamos invertimos €1000 en un producto financiero que al año nos genera de ganancia €100. El interés nominal anual (por que periodo de tiempo donde se genera la ganancia es de 1 año) sería del 10%. Plusvalía: €100. Invertido en t=0 €1000.

Ejemplo 2

Supongamos invertimos €2000 en un acciones de una empresa y que al año las vendemos por €5000. La ganancia o plusvalía sería de €3000, y la rentabilidad de nuestra inversión (interés nominal anual) sería de €3000/€5000= 60%.

Ejemplo 3

Supongamos que pedimos financiación a un banco por €100.000, para devolver dentro de 1 año el dinero pedido (principal del préstamo) y devolver al vencimiento del mismo un interés del 10%. Este interés como no se dice nada, debemos asumir que es un interés nominal anual. En este caso no hablaríamos de rentabilidad de la inversión sino de coste de la financiación, siendo el 10% de interés nominal anual y pagando a vencimiento al banco €100.000 (principal) + €10.000 de intereses.

Ejemplo 4

Supongamos invertimos €1000 en un producto financiero cuya ganancia en 2 años es de €500. En este caso, el interés que tendríamos sería de €500/€1000=50%, pero en este caso no sería interés nominal anual, sino un interés nominal en un periodo de 1,5 años, que se llama “interés nominal acumulado”.

Una vez hemos entendido el concepto de interés nominal, el siguiente concepto que debemos entender es el concepto de interés simple e interés compuesto, y que está íntimamente ligado a si hay o no reinversión de los intereses generados en la inversión que realizamos. Para entender ambos conceptos consulta el post:

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

error: Content is protected !!