Archivos por Mes: septiembre 2015

Días de suministro, stock o inventario

DAYS OF SUPPLY, DÍAS DE SUMINISTRO, DÍAS DE STOCK, DÍAS DE INVENTARIO

La métrica o KPI (Key Performance Indicator),  “D/S”: Days of Supply es sin lugar a dudas una de las más importantes para analizar el área funcional de supply chain management y operaciones de una organización, y entender si los niveles de stock de la misma son los adecuados o no. Esta métrica puede ser calculada sobre unidades físicas de producto o valor monetario de esas unidades.

Lo siguiente que debemos entender es que hablar en términos absolutos de que tenemos 10.000 unidades ó 100.000 unidades de stock no es decir mucho, ya que siempre debemos ponerlo en comparación. ¿Es considerada alta una persona que mide 1,90 metros? A priori sí, pero si estamos en un país donde la media es 2,05 metros, esa persona es “baja”. Para poner por tanto en valor el ratio “Days of Supply” necesitaremos dos magnitudes:

  • Nivel de stock en unidades ó €.
  • Predicción de la demanda o forecast de ventas diario.

Supongamos por ejemplo que es 1 enero y tenemos en stock 12.000 unidades. Además el forecast de ventas para el próximo mes es de 120.000 unidades. Esto querría decir que la demanda diaria sería de 4.000 unidades diarias, lo que significa que con el nivel de stock actual tenemos para cubrir 12.000 unidades de ventas a un ritmo de 4.000 unidades vendidas al día, o lo que es lo mismo, los “Days of Supply (calculados sobre unidades físicas)” o D/S = 3 días (12.000/4.000). Es decir, tenemos stock para cubrir la demanda durante 3 días.

La siguiente pregunta que tendríamos que hacernos sería: ¿es suficiente tener un nivel de stock de 3 días? Y aquí la respuesta es: depende. Aclaremos este concepto:

De forma ideal el nivel de stock de toda organización debe ser cero, tender a cero o situarse en aquellos niveles óptimos y más bajos posibles, y sólo fabricar y generar un stock cuando tenemos un pedido confirmado, es decir, tenemos el cliente. Esto parece obvio ya que así eliminamos riesgos como robos, obsolescencia del producto, caída de precios, envejecimiento del producto, ventas no realizadas, dinero inmovilizado en stock que podría ser invertido en otros conceptos, y un largo etc. Esta filosofía de trabajo es la base de los “sistemas pull”  y “metodologías lean” implementadas por empresas japonesas como Toyota, donde la demanda (pedidos) “tira” de la oferta (fabricación) para fabricar el producto, en vez de ser producción quien empuja el producto “sistemas push” para crear stock y que posteriormente vía marketing y ventas demos salida al producto (encontremos un vendedor). 

Si sabemos que:

  • Fabricar el producto nos lleva 3 días, el envío a cualquier lugar de Europa 4 días y queremos tener un stock de seguridad de 3 días de demanda, nuestro nivel óptimo de stock deberá ser de D/S=10 días, y como métrica de gestión deberemos tener el reporting y sistemas de información que nos permitan controlar que los niveles de stock dentro de la organización se mantienen en D/S=10 días.
  • Para el ejemplo que hemos calculado, nuestro nivel actual de stock es D/S=3 días, cuando deberíamos tener D/S objetivo=10, lo que significa que estamos a niveles muy bajos de stock y que tendremos probablemente problemas de abastecimiento de demanda.
  • Supongamos ahora que D/S=100 días, esto nos estaría diciendo que tenemos unos niveles de stock excesivos (frente a D/S objetivo=10 días) y que por tanto tenemos dinero (=recursos) inmovilizado en stock cuando podría estar siendo invertido en otros proyectos adicionales.

De forma general en cualquier industria de fabricación, se suele monitorizar de forma diaria o semanal el nivel de stock, el forecast de ventas (semanal, mensual o trimestral) para determinar una matriz por países, gamas de productos y modelos concretos de producto que nos permita ver los niveles de stock para una operativa por ejemplo europea.

Saludos cordiales.

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

Cuánto dinero necesito para empezar un negocio

CÓMO DETERMINAR LAS NECESIDADES TOTALES DE FINANCIACIÓN DEL NEGOCIO QUE VOY A EMPRENDER: CÁLCULO DE CUÁNTO DINERO NECESITO PARA EMPEZAR UN NEGOCIO

Créditos: Canal de Youtube “1minSensei”

Cuánto dinero necesito para comenzar un negocio

Una de las principales preguntas que tiene que responderse cualquier emprendedor es determinar qué nivel de dinero (financiación) necesitará para arrancar su proyecto empresarial. De forma general las dos formas más comunes de conseguir financiación son vía fondos propios aportados por los accionistas (“E: equity”) y financiación externa de terceros (“D: deuda”, generalmente bancos, mediante un préstamo bancario).

Parece lógico pensar que deberemos pedir a nuestros financiadores una cantidad de dinero que cubra los siguientes conceptos:

  1. CAPEX: La inversión en activos no corrientes (“CAPEX”: Capital Expenditures o lo que se conoce como “plan de inversiones”), es decir, aquellos activos que van a estar en la empresa más de un año o ciclo de explotación, y sin los cuales no podríamos vender el producto o servicio que ofertaremos. Éstos pueden ser tangibles (terrenos, construcciones, recursos naturales, vehículos, maquinaria, mobiliario, etc…); intangibles (software que desarrollamos, patentes y propiedad intelectual, derechos de uso de una marca o franquicia, etc…)  y financieros a largo plazo (Este tercer concepto por lo general no se tendrá en cuenta al empezar un negocio y no lo tendremos en consideración para nuestros cálculos. Ejemplos: acciones de otras empresas que pretendemos mantener a largo plazo y no especular con las subidas y bajadas de precio, porque queremos tener decisiones de control en la sociedad de la que poseemos las acciones). Supongamos que queremos montar una heladería, y para ellos necesitamos alquilar un local (€1000 al mes sin IVA), hacer una obra y reforma del mismo (€150.000 sin IVA) y comprar mobiliario+maquinaria para el mismo (€50.000 sin IVA). El CAPEX será de €200.000, siendo éstas nuestras necesidades de inversión. El alquiler no se considera activo no corriente, sino un gasto anual (coste operativo). Esta inversión requerirá que se planifique la caja que se ha necesitado para pagar el IVA que hemos soportado, en este caso y si todos los conceptos van a un tipo del 21%-> 21%*(50.000+150.000)=21.000 (IVA soportado por CAPEX).
  2. Costes operativos o “SG&A” (Selling, General and Administration). Estos gastos son los que se consideran gastos fijos y tienen en cuenta conceptos como: salarios, seguridad social que paga la empresa por esos salarios, gastos de marketing y publicidad, alquileres, luz, agua, seguros, internet, móvil, servicios realizados por profesionales independientes o terceros, gastos de mantenimiento de todo tipo, registro de la marca de la empresa (este concepto podría incluirse en vez de aquí en CAPEX, considerándose un activo no corriente intangible, y cuyo valor es unos 130€ para registrar la marca por 10 años en España y 900€ a nivel europeo), creación de la imagen corporativa de la empresa, gastos del equipo comercial, gastos de transporte y envíos, etc…). Muchos emprendedores se olvidan de presupuestar para sus necesidades de financiación este concepto. Supongamos para nuestro ejemplo que todos los costes de SG&A mensuales (sin IVA) son €10.000. Si el emprendedor sólo le pide al banco €200.000 por CAPEX, y resulta que las ventas el primer y segundo mes no son todo lo favorables que se estimaron (supongamos generan caja por €10.000), nos encontraríamos que en el segundo mes no tendríamos dinero para cubrir los gastos operativos y la empresa tendría dificultades para continuar sus operaciones ya que necesitaría obtener liquidez adicional. Por eso el emprendedor debe de presupuestar dentro de sus necesidades de financiación “n” meses para cubrir sus costes operativos mensuales. Cuántos meses se cubran dependerá del tipo de negocio, el nivel de liquidez que queremos dotar al negocio y la capacidad de generación de caja mensual del mismo. Como recomendación podría requerirse una necesidad de financiación de 6 a 12 meses. Si para nuestro ejemplo queremos cubrir 12 meses de gastos fijos operativos, necesitaremos presupuestar: 12*10.000=€120.000.
  3. Stock inicial. Si nuestra empresa fabrica o comercializa un producto, deberemos tener un determinado nivel de stock o inventario de materia prima por compras a proveedores (idealmente éste debe de tender a cero, pero cualquier negocio requiere unos niveles de inventario óptimos con los que cubre su operativa diaria). Para medir el nivel de stock, la métrica o indicador usado es “D/S: Days of supply“=días de suministro=días de stock=días de inventario. Esta métrica es muy importante para analizar y medir la calidad y salud del cualquier empresa a nivel de operaciones y supply chain management. Se puede medir D/S sobre unidades físicas o unidades monetarias. En el siguiente link explico en detalle el funcionamiento y significado de esta métrica D/S. Supongamos que para nuestro ejemplo, necesitamos tener stock de helado para cubrir la demanda de 1 mes, esto implicará comprar materias primas para fabricar el helado (en caso de producirlo) o comprar el helado a un fabricante o distribuidor en caso de sólo venderlo. En cualquier caso el hecho de tener 1 mes de stock de helado nos exigirá presupuestar para nuestro ejemplo de heladería necesidades de financiación por €10.000+21% de IVA. (Si las compras de la heladería a proveedores son 120.000€, a demanda de helado en términos de compra será 120.000/12=10.000 €).
  4. Gastos de arranque del negocio en t=0. Cuando empezamos un negocio necesitamos incurrir en una serie de pagos cuya liquidez habrá que también presupuestar en nuestros cálculos. Algunos gastos de arranque típico serían:
    1. Liquidez para cubrir depósitos o fianzas requeridos. Supongamos que nos exigen una fianza por alquiler de 1000€ y una fianza por negocio de 9000€. El total de liquidez necesaria sería 10000€.
    2. Liquidez para pagar costes de constitución de la empresa, tasas, servicios profesionales independientes (trabajos realizados por terceros para nuestra empresa tales como: consultoría por un estudio de mercado, diseño de identidad corporativa, servicios de abogado para redactar estatutos de la sociedad y gestiones para creación de la empresa, etc). Supongamos que todos estos conceptos son 20000€+IVA.
    3. Liquidez para pagar todo el IVA soportado en t=0 por todos los conceptos que lleven IVA: CAPEX, compra de materias primas (nivel de stock requerido), servicios profesionales independientes. En nuestro ejemplo: 21000€ (Capex), 2100€ (stock), 4200€ (servicios profesionales independientes). Total liquidez requerida por IVA soportado en to=0: 27300€.
  5. Colchón de seguridad. Este término podríamos definirlo como un cajón desastre donde incluiremos otros costes adicionales varios e incluso aquellos imprevistos o que no pensamos podamos tener porque es muy improbable que ocurran o incluso no sabemos incluso que existan. Es lo que en inglés se denomina “Contigency buffer“. El nivel de este colchón de seguridad dependerá de la aversión al riesgo y cautos/arriesgados que sean los emprendedores y su cuantía dependerá de estos. Supongamos que para nuestra heladería presupuestamos un colchón de seguridad de 2 meses los costes de SG&A. Por tanto tendremos: 2*10.000=€20.000. Colchón de seguridad=Contigency buffer=€20.000.
  6. IVA soportado por todos los gastos incurridos en t=0 que lleven IVA. (En el ejemplo numérico realizado no se han considerado pero deben de incluirse en el cálculo, y que serían: 21%*CAPEX+21%*(De los gastos operativos fijos que lleven IVA) +21%*Gastos de arranque que lleven IVA+21%*Coste de materia prima soportado para tener un determinado nivel de stock

Con los 5 conceptos anteriores, las necesidades de financiación para nuestro proyecto empresarial serían €407.300.

  • CAPEX=€200.000 para acometer las inversiones necesarias para poner el negocio en marcha.
  • SG&A (12 meses): €120.000 para cubrir los costes operativos del negocio durante 1 año, es decir, aunque durante 1 año el negocio no tuviera generación de caja por ventas, podríamos estar en funcionamiento antes de “quebrar”.
  • STOCK (1 mes de demanda): €10.000. Lo que supone que compramos materias primas para poder fabricar los productos que vamos a vender para atender la demanda 1 mes, y que hemos considerado el nivel de stock óptimo.
  • GASTOS DE ARRANQUE: €57.300
  • COLCHÓN DE SEGURIDAD (para imprevistos varios y otros gastos): €20.000.
  • GASTOS EN T=0 POR IVA.

A esta cantidad de €407.300 habría que añadirle un matiz, ya que los costes financieros de los préstamos bancarios que solicitemos no los hemos incorporado y eso se debe a que no sabemos todavía cuánto dinero necesitamos para el proyecto, cuánto financiaremos vía bancos y cuánto vía accionistas. Es decir, no sabemos todavía cómo será el mix de financiación de este proyecto empresarial. Debido a la crisis de crédito que ha ocurrido a nivel internacional, parece lógico que en cualquier emprendimiento, los accionistas tengan que aportar más fondos que los bancos, situándose este ratio en niveles de aportación de accionistas E%=65-90% y bancos D%=10-35%. Este mix dependerá del riesgo del proyecto, los promotores del mismo, estabilidad de los flujos de caja, mercado, país y sector, etc. Sería recomendable que los emprendedores busquen informes publicado por organismos financieros (CECA, Banco de España, Cámara de Comercio, etc.) para tener una idea concreta de dónde se sitúa este ratio. Según el informe de Webcapital, “Startup financing in Spain 2015”, la financiación recibida en 2014 por startups vía deuda y accionistas fue de €347 millones de Euros, de los cuales el 85,9% de la financiación fue proporcionada por “accionistas” (fondos de inversión, venture capital, business angels, aceleradoras, etc) y un 14,1% vía préstamo bancario de organizaciones como CDTI, Enisa, etc). Por lo que el mix de financiación deuda-accionistas para los proyectos de emprendimiento podríamos considerarlo: E (Equity=Accionistas=Patrimonio neto) del 85,9% y D (Deuda=Bancos=Financiación externa) del 14,1%.

Para nuestro ejemplo supondremos un mix de financiación de E: 85,9% – D: 14,1%. Lo que supone que pediremos al banco vía préstamo bancario €57.429 y los accionistas desembolsarán €349.871. Es en este momento cuando sabemos que necesitamos pedir al banco €57.429 que por lo general se devolverán siguiendo el método de amortización francés. Supongamos también que el coste de anual del préstamo concedido por banco XY mediante un préstamo ICO es del 5% y el periodo de devolución de 5 años con pago de cuotas anuales. Es entonces y sólo entonces, cuando sabremos los costes financieros del préstamo, y que si queremos cubrir sus costes de 1 año (supondrían 5%*57.429=2.871€). Esta cantidad no estaba presupuestada de forma directa en 1+2+3+4+5, pero sí de forma indirecta en 4: colchón de seguridad de €20.000, por lo que tenemos dos opciones, seguir con unas necesidades de financiación de €407.300 o actualizar este dato hasta los €410.171.

En este paso, ya tenemos claras las necesidades de financiación de nuestro proyecto, €407.300, y el mix de financiación del mismo: E: 85,9% – D: 14,1%. Ahora el siguiente paso es determinar el coste anual porcentual de ese mix de financiación. Lo que se conoce como coste promedio ponderado de las financiación o de los recursos, o WACC (Weighted Average Cost of Capital). Porque tanto los financiados nos “prestan” el dinero, pero no de forma gratuita, es decir, tanto accionistas como bancos esperan obtener una rentabilidad anual (bien en % ó €) sobre la cantidad prestada. La rentabilidad exigida por los bancos es lo que se conoce como coste de la deuda, cost of deb, cost of liability: “Kd”; siendo en este caso del Kd=5% (Préstamo ICO con un interés anual del 5%). La rentabilidad mínima anual exigible por los accionistas para este proyecto en función del riesgo que perciben en el mismo se denomina coste del capital fondos propios, cost of equity: “Ke”; y una de las formas de cálculo es el modelo CAPM, “Capital Asset Pricing Model”.

En este link se explica un ejemplo numérico de cómo calcular el coste promedio de la financiación de nuestro proyecto o WACC. La rentabilidad anual que deberemos obtener en nuestro negocio deberá ser anualmente superior al WACC.

Simulador de inversiones en Excel

SIMULADOR DE INVERSIONES EN EXCEL PARA PRODUCTOS FINANCIEROS Y FONDOS DE INVERSIÓN

A continuación os dejo un simulador en Excel para poder saber cuánto dinero tendré consolidado en un producto financiero (recomendable revisar el curso monográfico de matemáticas financieras y el curso de productos financieros e inversión como por ejemplo un fondo de inversión donde conozco:

  1. Cantidad inicial a invertir.
  2. Periodo de inversión.
  3. Rentabilidad nominal anual.
  4. Costes anuales del producto: 3%.

Este simulador también tiene en cuenta los costes anuales del producto, calculados como un porcentaje sobre los derechos consolidados en el fondo de inversión al finalizar el año. Como nota aclaratorio comentar que por lo general los productos financieros suelen tener liquidaciones diarias con aplicación de rentabilidad y comisiones diarias.

Así por ejemplo, si invertimos €10.000 a un plazo de 10 años con una rentabilidad nominal anual del 30%, unos costes anuales de gestión y depósito del fondo de inversión del 1,75%, los derechos consolidados netos (es decir, deducidos los costes anuales del producto) antes de pagar impuestos serán de €115.547. Sin embargo, nuestro poder adquisitivo, por el valor temporal del dinero, no será por valor de €115.547, ya que existe el efecto de la inflación, que si asumimos es el 3% anual, hace que nuestro poder adquisitivo de [€115.547, t=10 años] sea igual al de [€85.978, hoy t=0 años].

Esto quiere decir que compraremos los mismo dentro de 10 años con €115.547 que con €85.978 si el coste de la vida es del 3% anual.

Si además tenemos en cuenta la parte fiscal, los fondos de inversión pagan impuestos cuando se venden y general beneficios, siendo los impuestos a pagar del 21% sobre la plusvalía/beneficios generados. En este caso:

  • Costes del producto financiero: €8.861.
  • Beneficios: €115.547-€10.000-€8.861=€96.886.
  • Impuestos a pagar: 21%*€96.886=€20.346.
  • Dinero neto recibido por el inversor después de impuestos: €76.540.

Saludos cordiales,

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org 

Rentabilidad del Standard & Poors 500 en 1950-2010

RENTABILIDAD DEL STANDARD AND POORS 500 EN EL PERIODO 1950-2010 ¿ES IMPORTANTE EL MARKET TIMING AL INVERTIR EN BOLSA?

Artículo que presenta dos estudios del índice bursátil de la bolsa americana Standard and Poors 500 (S&P 500) y su rentabilidad histórica, uno realizado por Fidelity y otro por Antonio Alcocer que analiza las estrategias de inversión de fondos con políticas activas de gestión (“market timing”) y las pasivas mediante seguimiento de índices bursátiles a través de ETFs.

El artículo también analiza cuál sería el efecto como inversor en el S&P 500 (índice de precios, es decir, minusvalora la rentabilidad real obtenida por el índice ya que no considera los dividendos pagados -aquellos índices que incluyen los dividendos se llaman de retorno absoluto o “total return”-) en el periodo 1950-2010 si hubiéramos seguido una política de inversión de gestión pasiva con ETFs, es decir, olvidarnos de las fluctuaciones de la bolsa durante el periodo de inversión, despreocupándonos si ésta sube o baja, y sólo teniendo en cuenta el momento en que hacemos la inversión y el momento de salida (este momento de salida se ha estudiado para ventanas 5 años, 10 años y 15 años). Y como he aclarado, es una rentabilidad menor a la obtenida por el índice porque se ha analizado el S&P 500 índice de precios sin dividendos (el que dan los medios de comunicación) y no índice de retorno absoluto. Si incluyéramos dividendos la rentabilidad podría incrementarse entre 1%-3% anual.

1. ESTUDIO DE FIDELITY SOBRE EL MARKET TIMING

Os presento un estudio realizado por la gestora de fondos Fidelity sobre el papel que juega el “market timing” (intentar “predecir” el mercado buscando el momento óptimo de inversión) a la hora de realizar una inversión en bolsa, es decir, si es adecuado una estrategia de inversión/desinversión en bolsa frente a una estrategia de seguir en todo momento invertidos independientemente de cómo estén evolucionando los mercados.

El estudio se realizó en el periodo de tiempo 1990-2006 para los mercados americano (S&P500), británico (FTSE All share), Alemania (Dax 30), Francia (CAC 40) y Hong Kong (Hang Seng). Por ejemplo para el mercado americano, índice S&P 500, la rentabilidad anualizada en el periodo 1990-2006 de haber estado invertido en todo momento es del 11,5%, frente al 8,1% (si me hubiese perdido los 10 mejores días de inversión/mayores ganancias), 5,4% (me pierdo los 20 mejores días), 3,1% (me pierdo los 30 mejores días), 1,1% (me pierdo los 40 mejores días). La primera conclusión que se obtiene es que al intentar predecir el mercado es fácil perder los momentos de ganancias.

Adicionalmente el estudio refleja que la rentabilidad extra que podría lograrse si fuéramos capaces de predecir correctamente el momento óptimo de inversión no es tan grande y por ello insuficiente para compensar la rentabilidad que sacrificaría si se equivoca. Según el estudio, invertir en el “día correcto” apenas influye en las inversiones a largo plazo. El estudio para ello estudia 3 escenarios de inversión que se realizan anualmente en el periodo 1990-2006, invirtiendo en el punto más “bajo/barato” de todo el año, en el punto más “alto/caro” y en una fecha aleatoria. Para el S&P500, la rentabilidad anualizada fue del 12,6%, 11,7% y 11,9% respectivamente. Entre los 3 escenarios la diferencia de rentabilidad es casi del 1%. Fidelity concluye que en inversiones a largo plazo lo que importa es el tiempo, es decir, estar siempre invertidos y no el momento óptimo (intentar predecirlo).

Sobre esta temática hay mucho debate en la comunidad inversora y dos posiciones antagónicas enfrentadas: defensores de la gestión activa (gestores que cobran comisiones de gestión al cliente en teoría por generar alfa, rentabilidad generada por la gestión, aunque no siempre lo consiguen) frente a defensores de la inversión pasiva (diversificación de la cartera por activos, seguimiento mediante ETFs de varios índices sin entrar y salir constantemente del mercado y reajustando y rebalanceando la cartera anualmente en relación al ratio renta fija-renta variable fijado según el perfil de riesgo del inversor).

¿Quien tiene razón? Los primeros siempre y cuando generen “alfa” (elección de los gestores y fondos premium, como Warren Buffen y su Bershire Hathaway con rentabilidades anuales compuestas del 20% en el periodo 1965-2009 vs 9% del benchmark o para el caso español como Francisco Paramés y su Bestinfond con rentabilidades compuestas anualizadas del 15,66% en el periodo 1993-Julio 2015); los segundos si atendemos al estudio de Fidelity, que argumenta que realmente hay muy pocos gestores en el mercado que sean capaces de batir a los principales índices bursátiles en el largo plazo.

Os dejo un archivo Excel que simula el dinero que tendré dentro de “n” años en un fondo de inversión con costes anuales del 1,75% para una estrategia de inversión pasiva a largo plazo (como la que propone el estudio de Fidelity) con una rentabilidad anual conocida, y cuánto dinero recuperaré.

2. RENTABILIDAD DEL STANDARD AND POORS 500 EN EL PERIODO 1950-2010

Para concluir comentaros que el debate está ahí, y aquí también os dejo un estudio donde realizo un análisis del S&P500 en el periodo de tiempo 1950-2010, con ventanas de inversión a 5, 10 y 15 años respectivamente, recorriendo toda la curva del S&P 500 sin deshacer la inversión en la ventana de tiempo elegida. Las conclusiones vienen a apoyar la idea “lanzada” por Fidelity en su estudio. En el horizonte de inversión de 10 años, la rentabilidad anualizada promedio obtenida de todas las posibles ventanas de inversión a 10 años en el periodo 1950-2010 es del 7,41% con una desviación típica del 4,66%, siendo la rentabilidad anualizada mayor que cero un 92% de las veces (11638 ventanas de 10 años sobre 12619 ventanas posibles). Para el caso de ventanas de inversión a 5 años, la rentabilidad anualizada promedio de las 13870 ventanas de inversión a 5 años posibles fue del 7,57% con una desviación típica del 6,84%, siendo un 83,3% de las veces mayor que cero. Para el horizonte temporal de 15 años de inversión, la rentabilidad anual promedio fue del 7,44% con una desviación típica del 3,68%, siendo el 100% de todas las ventanas de inversión mayor que cero. Es decir, que si invertimos nuestro dinero en un horizonte temporal a 15 años, y adoptamos una estrategia de inversión pasiva sin entrar y salir del mercado, los datos reflejan que nunca se perdió dinero por parte del inversor.

Saludos a todos,
www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

Mejores fondos de renta variable donde invertir: Bestinfond

MEJORES FONDOS DE RENTA VARIABLE EUROPEA DONDE INVERTIR MI DINERO

Bestinver y Bestinfond, “pata negra” como gestora de fondos de inversión

Hace unas semanas en el post introductorio al monográfico de artículos de Warren Buffet y su metodología de inversión “value investing” (uno de los mejores gestores de renta variable a nivel mundial a través de su fondo de inversión en dólares Berkshire Hathaway con rentabilidades anualizadas compuestas del 20,3% en el periodo 1965-2009) os prometí que os hablaría de uno de los mejores fondos de renta variable europea, Bestinfond, gestionado hasta hace poco por un fiel seguidor de Warren Buffett y la filosofía de gestión por valor, que además es español y se llama Francisco García Paramés.

A través de la gestora independiente Bestinver (www.bestinver.es), fundada en 1987 y perteneciente al grupo Acciona, gestiona a Julio de 2015 más de €10.300 millones a través de 9 fondos de inversión, 6 fondos de pensiones y 8 SICAVs y otros productos, siendo su producto estrella más conocido y galardonado a nivel mundial (7 premios internacionales por rentabilidad) el fondo de renta variable europea de empresas de mediana y pequeña capitalización: Bestinfond (ficha del fondo) a 31 de Julio de 2015, con una TAE del 15,66%, rentabilidad media anual en el periodo 1993-Julio 2015 desde la fecha de lanzamiento del fondo en 1993 del 16,10%, cuando su benchmark (media ponderada del IGBM, PSI, MSCI) ha alcanzado en el mismo periodo un 9,49% de rentabilidad; o si lo analizamos en términos de rentabilidad acumulada en el periodo 1993-Jul 2015 un 2796% obtenido por Bestinfond frente al 672% del índice comparable. Y todo ello con unos niveles de riesgo medidos en términos porcentuales de volatilidad del 16% frente al  17,19% del benchmark.

Comentaros que no me llevo ninguna comisión por promocionar este producto 🙂 y el único motivo de publicitarlo en mi blog persigue el objetivo de daros a conocer productos de inversión sobresalientes, que no son conocidos por el gran público, que no os los va a ofrecer vuestro banco de siempre y que además de manera continuada en el tiempo han obtenido rentabilidades muy superiores a las de su índice de referencia o benchmark y con una exposición o riesgo inferior (si obtengo elevada rentabilidad a cambio de incurrir en mucho riesgo en la inversión, entendido “riesgo” como volatilidad en el precio, este binomio no es óptimo).

Si analizamos más en detalle Bestinfond, observamos que se trata de un fondo en euros, con un horizonte temporal mínimo de inversión aconsejado de 4-5 años y una política de inversión de hasta un 100% en acciones españolas e internacionales, con una exposición media en el periodo 1993-2015 del orden del 90% a la renta variable, buscando empresas infravaloradas con gran potencial de revalorización a largo plazo (“value investing”) y con una diversificación a día de hoy del 70-75% en empresas internacionales y 20-25% en renta variable española.

En la actualidad Bestinfod gestiona unos €1.441 millones (a 31 de Julio de 2015), en 87 valores, contabilizando un 56,5% del valor de la cartera 20 valores, y siendo sus principales posiciones: Informa (5,19%), Thales (5,07%), Wolters Kluwer (4,90%), BMW (4,72%), Deutsche Boerse (4,27%).

El valor liquidativo del fondo a 31 de julio de 2015 es de €175,50 por participación y los gestores estiman un valor objetivo de €225,9; existiendo por tanto una revalorización potencial de la cartera del 28,7%.

En el periodo de 1993-Jul 2015 de 17 años, tan sólo ha perdido en 4 años (1999: -10,91%; 2007: -2,23%; 2008: -42,14%, 2011: -10,33%) frente a las pérdidas en 7 años de su comparable (1994: -11,7%; 2000: -12,68%; 2001: -6,39%; 2002: -23,10%; 2007: -0,68%; 2008: -39,35%, 2011: -6,15%).

La comisión que cobra el gestor es del 1,75% anual sobre el patrimonio total gestionado, la comisión que cobra la entidad depositaria es del 0,04%, no existe comisión de suscripción siendo la inversión mínima inicial de €6.000 y las aportaciones sucesivas >€1.000. Si el dinero se saca del fondo antes del primer año, existe una penalización por reembolso del 3% sobre el dinero dispuesto.

Para finalizar, si hubiéramos invertido en Bestinfond en 1993 la cantidad de €60.000, con una rentabilidad anualizada del 15,66%, a día de hoy en 2010 tendríamos aplicando la fórmula del interés compuesto €1.751.789=€60.000*(1+15,66%)^23,19 años.

Según dicen las malas lenguas Paramés será el hombre legido para gestionar el fondo de Warren Buffett cuando éste se jubile…veremos…

Para todos aquellos que tengáis fondos de inversión de renta variable europea en entidades bancarias, y que no nos estén dando rentabilidades superiores al 10%, deberíais plantearos seriamente contratar este tipo de producto o fondos indexados ETFs, que además de tener unas comisiones de gestión más bajas, probablemente os generen mayor rentabilidad.

En próximos post os seguiré hablando de fondos de inversión interesantes a tener en nuestra cartera de inversión.

Espero que hayáis disfrutado del post,

Saludos,

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

error: Content is protected !!