Archivos por Etiqueta: Emprender

Padre rico, padre pobre por Robert Kiyosaki (3/3)

PADRE RICO, PADRE POBRE POR ROBERT KIYOSAKI 3/3

Continuación al post I y post II sobre el libro de Robert T. Kiyosaki: “Padre Rico, Padre Pobre” con consejos útiles para emprendedores.

Finalmente y para terminar esta serie de tres artículos sobre el libro de Kiyosaki, me gustaría presentar una serie de ejemplos sobre lo que Robert considera activos y construir una base sólida de los mismos que generen flujos de caja positivos y concluir con varias recomendaciones que realiza.

Un ejemplo concreto de activo y pasivo podría ser acciones vs una hipoteca para comprar una casa:

1) Acciones que pagan dividendos. Supongamos una inversión de 300.000€ en unas acciones que pagan unos dividendos anuales del 5% con pago de los mismos anualmente. Esta inversión en acciones supondría 15.000€ de ganancias anualmente y para Robert es una activo que genera flujo de caja positivo por 1.250€ al mes. Imaginemos que en vez de comprar acciones, compramos una casa por ese mismo valor, constituyendo una hipoteca a 30 años al 4% de tipo de interés y pago mensual de intereses. La cuota que pagaríamos mensualmente sería de 1.432€ y de 17.184€ al año. En este caso Robert no considera la casa como un activo porque no genera cashflows positivos si no negativos (él lo considera un pasivo), todos los meses perdemos dinero, salvo que fuéramos capaces de alquilar la casa y recibir rentas superiores a 1.432€ mensuales. Indudablemente en ambos casos el valor de nuestra inversión oscilará según se mueva el mercado inmobiliario y los resultados de la empresa de la cual se poseé las acciones.

Con este simple concepto Robert prentende que se entienda la diferencia de activo y pasivo, y cómo consiguiendo flujos de caja positivos de una base sólida de activos, podríamos adquirir otros pasivos (préstamo bancario, comprar un coche, etc…).

Robert distingue una serie de activos que son:

  • Aquellos negocios que no requieren su presencia física y donde entró como accionista.
  • Acciones de empresas.
  • Renta fija del Estado y las empresas (letras, obligaciones y bonos).
  • Fondos mutualistas y de inversión.
  • Bienes inmobiliarios que generan rentas por alquiler.
  • Pagarés.
  • Royalties por propiedad intelectual (música, guiones, libros, etc).
  • Cualquier otro que genere cashflows positivos.

A él le gustan especialmente los activos inmobiliarios, acciones de empresas de pequeña capitalización y start-ups que suele vender al año de adquierilas.

Finalmente en su libro Robert nos da una serie de recomendaciones:

  1. Busca hacer cosas en tu vida que te gusten y apasionen, que te den un sentido vital. Lo que él llama el poder del espíritu y la motivación por hacer algo grande.
  2. Escoja diariamente. Arriésguese. Tome decisiones frente a estar inmóvil. Actuar es siempre mejor que no actuar. El poder de la elección.
  3. Escoja cuidadosamente a sus amigos. El poder de la asociación.
  4. Domine una “fórmula/negocio”, y después conozca y aprende de otro. Es más importante saber un 65% de muchas cosas que un 95% de sólo una. El poder de aprender rápidamente. Siempre busque nuevas ideas y aprenda de los mejores.
  5. Páguese siempre primero a usted mismo. El poder de la autodisciplina. Domine finanzas, el arte de gestionar personas y la administración de su tiempo personal.
  6. Pague bien a sus colaboradores y equipo. Rodéese de los mejores y haga que éstos ganen mucho dinero si hacen que usted lo gane. El poder del buen consejo. Además siempre será mejor estar rodeado de los mejores y pagarle a ellos que no al gobierno.
  7. Los activos adquieren lujos, los pasivos nos encierran en la “carrera de la rata”. El poder del enfoque.
  8. Tenga sus propios héroes, los que le hayan guiado y causado buen ejemplo. Aprende de ellos. El poder del mito.
  9. Enseña y da a cambio de nada para poder recibir. El poder de dar. Sé genero. Para recibir dinero es necesario dar antes.
  10. Supera el miedo a perder dinero y aprende a superar los obstáculos. Los texanos están orgullosos cuando ganan y se jactan cuando pierden (“Si vas a quebrar, hazlo a lo grande”). Ellos no entierran sus fracasos, se inspiran en ellos y los convierten en sus gritos de guerra, eso les hace mejorar. A los ganadores las pérdidas los animan, a los perdedores les derrotan.
  11. Supera el cinismo. Es normal tener dudas. Analizamos mucho y dejamos que las oprtunidades pasen. Ponte en movimiento!!!
  12. Evita la pereza, pasa de preguntarte “no puedo comprar esto” a “¿cómo puedo comprarlo” (abre la puerta a las posibilidades, emociones y los sueños).
  13. Trabaje (incluso gratis) para aprender, no para ganar dinero. Si haces algo en la vida que no te gusta, da lo mismo que pases de ganar “X” a ganar “10X” serás un infeliz y esclavo del dinero toda tu vida.
  14. Evita ser arrogante (ego+ignorancia). La arrogancia cuesta dinero!!!!!
  15. Piense en grande.

Me gustaría decir para cerrar el artículo que el libro plantea cuestiones de una marcado cariz emprendedor, y que hay muchas personas que no tienen esta mentalidad, pero espero haber conseguido mostraros un punto de vista diferente al convencioanal de enfocar la vida y que haya sido de vuestro interés. Recordad que la vida es la mejor maestra, y que si no tenemos un dirección marcada y perseguimos nuestras metas, nos empujará irremediablemente de un lado para otro. Algunos ante estos envites se rinden, otros luchan. Unos cuantos aprenden la lección y siguen adelante, recibiendo bien los empujones de la vida, la mayoría renuncia, sólo unos cuantos luchan.

Saludos cordiales,

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

Padre rico, padre pobre por Robert Kiyosaki (2/3)

PADRE RICO, PADRE POBRE POR ROBERT KIYOSAKI 2/3

Segundo artículo continuación del artículo 1  del libro Padre Rico, Padre Pobre, que concluye en un artículo 3.

Según la mitología, los japoneses conocen tres poderes:

  • La espada o el poder de las armas (supremacía militar de EEUU).
  • La joya o el poder del dinero (quien tiene el dinero hace las “reglas de juego”).
  • El espejo o el poder del conocimiento de uno mismo, siendo éste el más valorado de los 3.

De vez en cuando necesitamos mirarnos en el espejo y actuar de forma coherente con nuestra sabiduría interior, en vez de obedecer a nuestros miedos.  Todos tenemos algo en común, y es el hecho de tener un potencial tremendo y el haber sido bendecidos con dones. Sin embargo es la duda sobre nosotros mismos la que nos frena, no tratándose tanto de un problema de falta de formación técnica como de confianza, siendo el miedo excesivo y la duda sobre uno mismo el factor paralizante más importante del genio personal. Prefiero dar la bienvenida a los cambios que temerles, prefiero estar concentrado en ganar millones de euros que preocupado por obtener un aumento de sueldo.

Hoy en día hay muchas personas que tienen dificultades, que a menudo trabajan muy duro, simplemente porque se aferran a las viejas ideas. Las viejas ideas son su pasivo más grande, simplemente porque no se dan cuenta de que esa manera de hacer algo (estudia, trabaja, busca un empleo y un sueldo seguro, no te arriesgues) era un activo ayer y el ayer se ha marchado, quizás funcionó para nuestros padres, pero no lo hará para nosotros en un mundo tan competitivo. Esta forma de trabaja por un sueldo, da el poder a su jefe. Si el dinero trabaja para usted, a través de haber conseguido una sólida base de activos que generen flujos de caja positivos, usted conserva y controla el poder. Pero para poder conseguir ésto debe tenerse una amplia cultura en 4 áreas: finanzas e inversión (para entender como el dinero hace dinero), contabilidad (para conocer las fortalezas de un negocio y el negocio en sí), mercadotecnica y entendimiento de los mercados (ley de la oferta y la demanda) y legislación.

Muchas personas se pasan la vida quejándose de que la oportunidad adecuada no les ha llegado o la esperan toda una vida. Otros, aún presentándose, no tiene suficiente dinero para llevarla a cabo y no hacen nada (prefieren afirmar esto no es posible en vez de preguntarse ¿cómo hago esto posible?), mientras que hay otros que aún teniendo el dinero y presentándose la oportunidad adecuada, no tienen ni idea de que lo es por no tener sólidos conocimientos financieros. Pocas personas se dan cuenta de que la suerte se crea al igual que el dinero.

En el mundo actual, las inversiones van y vienen, el mercado sube y baja, las economías mejoran y empeoran. El mundo siempre está ofreciéndote la oportunidad de tu vida cada día, pero a menudo no la vemos, sin embargo está allí y cuanto más cambie el mundo y la tecnología más oportunidades se presentarán, sien embargo la mayoría de las personas nunca ven estas oportunidades porque están buscando dinero y seguridad y eso es todo lo que obtienen. Les da miedo perder cuando los ganadores no tiene miedo a perder, el fracaso es parte del proceso del éxito. La gente que evita el fracaso evita también al éxito.

Finalmente me gustaría terminar este segundo post hablando de lo que Robert  llama la “carrera de la rata”. Un círculo vicioso del que nunca somos capaces de salir. La mayoría de las personas tiene un precio debido a dos factores como son el miedo (a no tener dinero, lo que les lleva a trabajar muy duro) y la codicia (una vez que tienen dicho dinero se apodera de ellos un sentimiento de pensar todo aquello que pueden comprar, y se endeudan continuamente). Esto da lugar a una rutina que empieza en trabajar, ganar dinero, consumir y endeudarse adquiriendo pasivos, seguir trabajando, conseguir un aumento de sueldo, aumentar el nivel de gasto y endeudamiento…Esta carrera de la rata de la que es muy difícil salir sería comparable a la de un burro que tira de una carreta alentado por conseguir la zanahoria que ve ante sus ojos, pero que nunca podrá conseguir ni dominar hacia dónde va dirigido.

Si dejas que estas dos emociones gobiernen tu vida, miedo y codicia sin perseguir ni explorar tus sueños y las cosas que te apasionan, corres el riesgo de convertirte en un esclavo del dinero.  Sé fiel a tus emociones (=sinónimo de energía en movimiento) y utiliza tu mente y corazón en tu favor. Pensar que un empleo te hará sentir seguro es mentirte a ti mismo, ya que es vivir y trabajar por una nómina. No dejes que el dinero gobierne tu vida. Un empleo es una solución a corto plazo de un problema a largo plazo.

Saludos!!!

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

Padre rico, padre pobre por Robert Kiyosaki (1/3)

PADRE RICO, PADRE POBRE POR ROBERT KIYOSAKI 1/3

Todos nosotros hemos recibido dos dones en esta vida: nuestra mente (el principal medio de producción es pequeño, gris y pesa alrededor de 1300 gramos: el cerebro humano) y tiempo. Depende de nosotros hacer lo que nos plazca con ellos…

Acabo de terminar de leer un libro de Robert T. Kiyosaki: “Padre Rico, Padre Pobre” que fue publicado en 1997 y que ha vendido más de 18 millones de copias en todo el mundo. Este es el primero de los tres posts (post 2, post 3) que realizaré sobre este libro.

Me gustaría recomendároslo por los siguientes motivos, y principalmente a todos aquellos que os encontréis en una etapa vital de cambio a nivel profesional y personal o con ganas de emprender:

  • Porque habla de tener una actitud positiva y emprendedora ante la vida, a superar los obstáculos, no tener miedo a arriesgarse y perder, asumir los fracasos como única forma de llegar al éxito, en definitiva de ver la botella medio llena en vez de medio vacía.
  • Porque defiende que las personas son capaces de conseguir todas aquellas metas que se propongan y lograr su libertad financiera, y por ello es necesario que aumentemos nuestra cultura y conocimiento financiero, enseñándonos una serie de conceptos básicos.
  • Porque el libro es humano, ya que nos relata sus propias viviencias y experiencias personales desde su niñez.

El libro de manera magistral nos presenta dos formas de entender la vida desde una punto de vista profesional; un enfoque que él asimila al de “padre rico” (empresario y padre de su mejor amigo), que se resumiría en el hecho de que tener una buena educación y sacar buenas notas ya no constituye una garantía de éxito para nadie en el mundo actual frente al enfoque opuesto “padre pobre” (su padre biológico y jefe del departamento de educación del estado de Hawai) que sí defiende esta postura. Es la dualidad antitética de emprender y ser dueño de tu propia empresa frente a trabaja toda la vida por un un salario en un entorno cada vez más inestable, el yo no trabajo para ganar dinero o un salario frente a el dinero trabaja para mí, el de arriesgarse y no tener miedo a perder frente a la seguridad de lo cierto y conocido, el de la satisfacción de intentar las cosas frente a permanecer inmóvil ante las oportunidades, de evitar que el miedo a perder sea más grande que la emoción de ganar, el de rendirse ante las adversidades frente a luchar…

Al ser educado por dos padres distintos, éstos le enseñaron a esforzarse en pos de dos metas diferentes. Su padre educado/”pobre” le instó en trabajar para una empresa, su “padre rico” le aconsejó ser dueño de su empresa si y sólo si tienes el deseo de poseerla. El “padre educado” le alentó a ser una persona inteligente y muy formada, su “padre rico” le enseñó a rodearse y contratar a los mejores.

Miremos a nuestro alrededor, las personas más ricas no lo han hecho gracias a su educación: Michael Jordan, Michael Schumacher, Tiger Woods, Steve Jobs o Bill Gates que abandonaron la universidad… Según Robert los niños pasan varios años de su vida en un sistema educativo anticuado, estudiando materias que nunca pondrán en práctica y preparándose para un mundo que ya no existe. El consejo más peligroso que puede darse a un hijo es: ve a la escuela, saca buenas notas y busca un trabajo seguro.

El siguiente concepto sobre el que pivota el libro es de carácter financiero. Para Robert las personas ricas adquieren activos, los “pobres” sólo tienen gastos y la clase media construye pasivos que piensa que son activos. La definición de “activo” desde una perspectiva contable es “el conjunto de bienes y derechos propiedad de una entidad económica”,  sin embargo para Robert, un activo es todo aquello que “pone” dinero en tu bolsillo (más un enfoque de “generar flujo de caja o cashflow“). Así por ejemplo en contabilidad una casa es considerada un activo pero para Robert es un pasivo ya que el hecho de tener una casa requiere tener una hipoteca con el banco con el consiguiente préstamo y salida de caja todos los meses. Sólo en el supuesto de que dicha casa estuviera alquilada y el ingreso por alquiler fuera mayor al coste de la hipoteca, la casa sería considerada como un activo por generar flujo de caja positivo. Robert defiende que las personas deben hacer crecer su columna de activos frente a no adquirir pasivos hasta el momento en que la sólida base de activos genere flujos de caja suficientes como para comprar dichos pasivos.

Continuará…

Muchas gracias!

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

 

error: Content is protected !!