Archivos por Etiqueta: Inversión

Simulador de inversiones en Excel

SIMULADOR DE INVERSIONES EN EXCEL PARA PRODUCTOS FINANCIEROS Y FONDOS DE INVERSIÓN

A continuación os dejo un simulador en Excel para poder saber cuánto dinero tendré consolidado en un producto financiero (recomendable revisar el curso monográfico de matemáticas financieras y el curso de productos financieros e inversión como por ejemplo un fondo de inversión donde conozco:

  1. Cantidad inicial a invertir.
  2. Periodo de inversión.
  3. Rentabilidad nominal anual.
  4. Costes anuales del producto: 3%.

Este simulador también tiene en cuenta los costes anuales del producto, calculados como un porcentaje sobre los derechos consolidados en el fondo de inversión al finalizar el año. Como nota aclaratorio comentar que por lo general los productos financieros suelen tener liquidaciones diarias con aplicación de rentabilidad y comisiones diarias.

Así por ejemplo, si invertimos €10.000 a un plazo de 10 años con una rentabilidad nominal anual del 30%, unos costes anuales de gestión y depósito del fondo de inversión del 1,75%, los derechos consolidados netos (es decir, deducidos los costes anuales del producto) antes de pagar impuestos serán de €115.547. Sin embargo, nuestro poder adquisitivo, por el valor temporal del dinero, no será por valor de €115.547, ya que existe el efecto de la inflación, que si asumimos es el 3% anual, hace que nuestro poder adquisitivo de [€115.547, t=10 años] sea igual al de [€85.978, hoy t=0 años].

Esto quiere decir que compraremos los mismo dentro de 10 años con €115.547 que con €85.978 si el coste de la vida es del 3% anual.

Si además tenemos en cuenta la parte fiscal, los fondos de inversión pagan impuestos cuando se venden y general beneficios, siendo los impuestos a pagar del 21% sobre la plusvalía/beneficios generados. En este caso:

  • Costes del producto financiero: €8.861.
  • Beneficios: €115.547-€10.000-€8.861=€96.886.
  • Impuestos a pagar: 21%*€96.886=€20.346.
  • Dinero neto recibido por el inversor después de impuestos: €76.540.

Saludos cordiales,

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org 

Cómo calcular la rentabilidad de una inversión o proyecto

MÉTODOS USADOS EN FINANZAS PARA EL ANÁLISIS DE INVERSIONES: TIR, VAN, PAYBACK, PROFITABILITY INDEX

En el post de hoy os hablaré de lo distintos métodos usados en finanzas para el análisis de inversiones, cálculo de la rentabilidad económico-financiera de un proyecto de inversión (es decir, para ver si éste es rentable), o como se denomina en inglés: “investment appraisal” o “economic feasibility”. En el siguiente link se resuelve, además, un ejercicio práctico.

Para ello necesito que reviséis los siguientes conceptos que he publicado en otros posts:

  1. Valor temporal del dinero, es decir, que flujos monetarios en distintos instantes de tiempo no son iguales, y por lo tanto no son comparables ni pueden ser operados salvo que sean llevados al mismo instante de tiempo, existiendo por lo tanto en finanzas el binomio (flujo monetario, instante de tiempo en que se produce). Esto se debe al potencial que tiene el dinero en un instante de tiempo, por ejemplo hoy (t=0) de generar beneficios e intereses en el futuro.
  2. Definición de interés, interés simpleinterés compuesto, donde la diferencia fundamental radica en si existe (interés compuesto) o no existe (interés simple) la reinversión de los intereses, para terminar deduciendo finalmente la fórmula del interés compuesto Vf=Vo*(1+i)^t que conceptualmente liga o equipara dos flujos (Vf=valor futuro) (Vo=valor inicial invertido) en dos momentos de tiempo distintos (t= tiempo) a una tasa de interés nominal (i), lo que equivale a decir que con la fórmula del interés compuesto puedo mover flujos monetarios desde cualquier instante de tiempo (t2) a otro instante de tiempo (t1 ó t6).
  3. Tasa anual equivalente (TAE – “Compound Annual Growing Rate (CAGR)”), que se define como el tipo de interés anualizado para poder homogeneizar el análisis de inversiones y hacer comparaciones entre las distintas inversiones que tienen por lo general plazos de inversión diferentes.
  4. Concepto de flujo de caja: Ya que un proyecto valdrá la caja a futuro que es capaz de generar (tanto sea un proyecto con vida finita o infinita).

Una vez repasados estos conceptos, os resumiré los cinco principales métodos para analizar la rentabilidad de un proyecto de inversión:

a. Tasa interna de retorno (TIR) = “Internal Rate of Return (IRR)”.
Se obtiene calculando el valor actual neto de todos los flujos monetarios del proyecto (flujos de caja del proyecto o inversión), forzando a que sea igual a cero.
VAN=0 -> Despejando la ecuación obtengo la TIR.
VAN= 0 = CF0 + CF1 / (1+TIR)^t1 + CF2 / (1+TIR)^t2 +…+ CFn / (1+TIR)^tn

Conceptualmente una TIR es similar a un tipo de interés compuesto anualizado (TAE), que nos dá en términos porcentuales la ganancia/coste anual de una inversión/financiación . Para entender el concepto de valor actual neto revisar el apartado siguiente b.

b. Valor actual neto (VAN) = “Net Present Value (NPV) de una inversión, es decir, el valor que se obtiene al llevar todos los flujos monetarios (flujos de caja) positivos y negativos de una inversión/proyecto al mismo instante de tiempo y sumarlos (por lo general en “t0” o momento presente) a una tasa de interés nominal o “tasa de descuento” que se corresponde con el coste de capital que tiene ese proyecto “iproy” (coste financiación vía fondos propios y deuda bancaria).

A la hora de descontar flujos de caja, deberes elegir entre dos opciones: a) Descontar los flujos de caja libre que genera el proyecto al WACC, b) Descontar los flujos de caja del accionista que genera el proyecto al Ke. Generalmente cuando se calcula el valor de un proyecto se descuentan los flujos de caja del accionista al Ke y para valorar empresas, los flujos de caja libre del proyecto al WACC. Por lo que es importante saber qué ejercicio estamos realizando. En ambos casos la solución debe ser la misma.

NPV=VAN= CF0 + CF1 / (1+iproy)^t1 + CF2 / (1+iproy)^t2 +…+ CFn / (1+iproy)^tn

Valores actuales netos positivos indican que el proyecto debería llevarse a cabo porque la rentabilidad del proyecto (TIR) es superior al coste de la financiación. Cuanto mayor sea el VAN del proyecto, mejor. Valores actuales netos negativos siempre deben descartar ese proyecto porque la rentabilidad del mismo es inferior al coste de la financiación. ¿Pero qué ocurre con proyectos donde el VAN=0? ¿Eso quiere decir que el proyecto debe descartarse por ser su VAN nulo? ABSOLUTAMENTE NO!!!!!!!

Si un proyecto da un VAN=0 (recordar que es la condición que imponemos para calcular la TIR de un proyecto), lo que quiere decir es que el coste de financiación del proyecto equivale a la rentabilidad o TIR que vamos a obtener del proyecto, por lo que el proyecto debe realizarse!!!!! ¿Por qué? Pues imaginemos que para un proyecto que financiamos vía “equity=fondos propios=accionistas” al 25% los accionistas exigen un 20% de rentabilidad anual y el resto (75%)  lo financiamos vía deuda bancaria que tiene un coste anual del 7%. El coste para financiar este proyecto (asumiendo un impuesto de sociedades del 30%) sería de:

Coste del capital = Coste promedio ponderado=WACC=Weighted Average Cost of Capital= 0,25*20%+0,75*7%*(1-30%)= 8,15%

Rentabilidad mínima anual que exigen los accionistas del proyecto=Ke=20%.

Recordad que necesitamos obtener un coste de capital después de impuestos, por lo que el tipo de la deuda bancaria debe ajustarse o calcularse “after-tax” ya que el hecho de tener deuda bancaria implica pagar intereses (que en la cuenta de resultado son un gasto que hace disminuir el beneficio antes de impuestos y por ello pagar menos impuesto de sociedades). Es decir, tener deuda bancaria genera un “escudo fiscal” que hace que el coste anual de la deuda bancaria no sea de forma real el 7% sino del 7%*ahorro fiscal=7%*(1-30%).

Llevar a cabo este proyecto tiene un coste de capital anual promedio ponderado WACC del 8,15%, es decir, al haberlo financiado por aportaciones de socios el 25% (“equity”) y deuda bancaria 75% (“liability”), mi proyecto debe ser capaz de generar una rentabilidad anual igual o superior al 8,15% (si hablamos en términos de flujos de caja libres) o igual/superior al Ke=20% si hablamos de flujos de caja del accionista (véase siguiente link para entender los tipos de flujos de caja y sus diferencias).

Como en este caso del ejemplo el VAN=0, la rentabilidad del proyecto ó TIR=8,15%=coste de financiación del proyecto; y el proyecto sí debe ser realizado porque los cash flows (flujos de caja libre) del mismo pagan todos los cash flows de la deuda con los bancos y todos los cashflows que nos exigen los accionistas y que cumplen sus expectativas de rentabilidad (Los accionistas exigen como mínimo una rentabilidad anual Ke del 20% y el banco exige una rentabilidad anual al préstamo que nos ha concedido del 7%).

Para que lo entendáis más claramente, el VAN sería como el “exceso de rentabilidad/dinero” que el accionista se lleva una vez satisfechos todos los que aportan fondos para financiar el proyecto. Si resulta que hemos obtenido un VAN de €100 millones (descontando flujos de caja libre), para un coste de capital del 8,15%, eso quiere decir que hasta VAN=0 el proyecto es capaz de pagar la deuda bancaria y las expectativas de ganancias de los accionistas con los flujos de caja libre que general el proyecto, en este caso del 20%=accionistas satisfechos!), pero como además en este caso el VAN=100 millones, los accionistas están aún más contentos porque este proyecto excede sus expectativas en 100 millones de euros más, y que como ya se ha pagado la deuda bancaria, pues ese VAN es entonces la rentabilidad adicional que el accionista se lleva. Por eso, un VAN=0 no quiere decir que el proyecto no deba hacerse (pues satisface las demandas de ambos aportadores de fondos al proyecto), aunque queda claro que un proyecto será mejor cuanto mayor VAN positivo tenga pues mayor exceso de rentabilidad y ganancia se llevan los accionistas.

Para finalizar con el VAN, comentaros que (si hemos descontado flujos de caja libre):

  • VAN=0. El proyecto debe ser aceptado y TIR=coste de financiación (WACC).
  • VAN<0. El proyecto es rechazado y la TIR < coste de financiación.
  • VAN>0. El proyecto debe ser aceptado y la TIR>coste de financiación.

Para finalizar con el VAN, comentaros que (si hemos descontado flujos de caja del accionista):

  • VAN=0. El proyecto debe ser aceptado y TIR=coste de financiación (Ke).
  • VAN<0. El proyecto es rechazado y la TIR < coste de financiación.
  • VAN>0. El proyecto debe ser aceptado y la TIR>coste de financiación.

c. Plazo de recuperación o payback

El número de años que transcurren hasta que los flujos monetarios positivos acumulados del proyecto igualan a los flujos negativos acumulados (es decir, ¿cuántos años pasan hasta que recupero mi inversión?). Tiene la pega de sumar flujos monetarios en distintos instantes de tiempo por lo que no tiene en cuenta el valor temporal del dinero, pero es un buen indicador para hacerse una idea de a partir de qué año el proyecto genera cash flows acumulados positivos que superan a los negativos o dinero invertido. Indudablemente cuanto más pequeño o próximo a cero sea el payback period, mejor para el accionista pues antes el proyecto es rentable, y aunque no se puede dar una receta absoluta en esta cuestión de qué payback debemos aceptar pues depende de la industria y sector, ciertamente payback periods superiores a 4 años casi deberían descartar proyectos.

d. “Discounted payback period” = periodo de recuperación descontado.

El concepto es igual al de payback period, pero en vez de sumar o restar cashflows en distintos momentos de tiempo (que como hemos visto es incorrecto por el valor temporal del dinero), lo que hago es descontar todos los cash flows a “t0” al coste de capital como tasa de descuento, y calcular el payback period teniendo en cuenta por tanto el valor temporal del dinero.

e. “Profitability index (PI)”.

Se obtendría de calcular el valor actual neto de los cash flows positivos del proyecto y dividirlo entre la inversión inicial en “t0” realizada. Deberían aceptarse todos los proyectos con PI>1.

Para concluir el análisis de las distintas formas de analizar la rentabilidad de un proyecto sólo nos queda responder una pregunta, ¿cuál método debo usar? ¿Es importante uno más que otro?

  1. Siempre usaremos como criterio el método de valor actual neto, eligiendo proyectos con el mayor VAN positivo (aunque haya otro proyecto que tenga un TIR superior). Como apoyo calcularemos la TIR del proyecto. En el escenario ideal elegiremos aquellos proyectos con la TIR mayor y mayor valor actual neto.
  2. El periodo o plazo de recuperación nunca deberá ser usado como criterio único para decidir si acometer o no un proyecto, sino que debe servir de apoyo al VAN y TIR para tomar una decisión. Por lo general, no queremos proyectos cuyo plazo de recuperación sea superior a 4 años aunque presenten TIRs y VANs interesantes, pero esto debe ya ser analizado a la luz de la estrategia y política de la empresa en relación a ese proyecto.
  3. Y recordad, cómo en cualquier proyecto de análisis de inversiones, lo más difícil es ser capaces de “plasmar”, “calcular”, “predecir” los cash flows a futuro, porque el Excel lo aguanta todo, y es aquí donde radica el éxito a la hora de realizar la valoración de un proyecto o investment appraisal de una manera exitosa, lo que es sinónimo de entender muy bien los ingresos, gastos, estructura de costes, plan de negocio, riesgos del proyecto y de que esos cash flows positivos  y negativos no ocurran, marco regulatorio y entorno en el que se desenvuelve ese proyecto.

En otro artículo os hablaré de cómo valorar empresas, que se basa en calcular el valor actual neto de los cash flows que genera a futuro una empresa, entender cómo crecen esos cash flows a futuro asumiendo que la empresa existirá por siempre y el coste medio ponderado de la estructura de financiación de la empresa (“WACC”=Weighted Average Cost of Capital). Pero eso, para otra ocasión…

Espero que os haya servido el artículo,
Para cualquier duda, ya sabéis, no dudéis en contactarme,
Saludos,
Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

 

Valor temporal del dinero y rentabilidad de una inversión

VALOR TEMPORAL DEL DINERO Y RENTABILIDAD DE UNA INVERSIÓN

Este artículo pretende aclarar y definir el concepto de valor temporal del dinero. Definido de esta manera parece algo “extraño y difícil de entender, pero no; explicado de una forma sencilla pretende clarificar, por ejemplo, si €1.000 a día de hoy son equivalentes a €1.000 dentro de 1 año o en cualquier otro instante de tiempo. O si al jubilarnos y recibir €150.000 dentro de 35 años, esos €150.000 equivalen a €150.000 euros hoy (la respuesta es no!!!!, y no sólo por el hecho de que exista inflación, sino por el valor temporal del dinero).

Hablar del valor temporal del dinero es hablar del binomio (dinero, tiempo), es decir, cualquier flujo monetario recibido o pagado se produce en un instante de tiempo (ahora, dentro de un año, dentro de diez, etc) e implica que sólo flujos monetarios que ocurren en el mismo instante de tiempo son comparables y se pueden sumar/restar (es como sumar “peras” con “peras”), sin embargo flujos monetarios en instantes de tiempo distintos (€1.000 hoy y €1.000 en 1 año) no se pueden sumar porque sería como sumar “peras” con “manzanas” al tener el binomio flujo monetario t=0: (€1.000, t0=hoy), flujo monetario t=1: (€1.000, t1=1 año).

¿Y por qué flujos monetarios en momentos distintos no se pueden sumar? La razón es el valor temporal del dinero y el “coste de oportunidad” asociados éste. Es decir, 1.000€ a día de hoy pueden ser invertidos en distintos proyectos (montar una empresa, depósito bancario, comprar acciones, comprar deuda del Tesoro, dejarlos bajo el “colchón de casa”, etc) que a un plazo de tiempo determinado generarán una rentabilidad o pérdida determinada, y es por este motivo, el coste de oportunidad implícito en cualquier inversión por el cual el dinero tiene valor temporal, y 1000€ hoy, no son en absoluto iguales a 1000€ dentro de un año o 1000€ dentro de 10 años. Es decir, el dinero tiene el potencial hoy de generar beneficios/pérdidas a futuro, y adicionalmente, una ve elegida nueva opción de inversión, tendremos un coste de oportunidad porque habremos dejado de invertir en otras opciones.

Para poder entender el valor temporal del dinero, es necesario que hayáis leído los posts del curso de fundamentos de matemáticas financieras publicado sobre definición de interés e interés nominalinterés simple,  interés compuesto e interés efectivo (TAE). El motivo es que necesitamos usar la fórmula del interés compuesto para nuestros cálculos y debemos entender de dónde viene dicha fórmula:

Vf=Vo*(1+i)^t

Como podéis observar, en esta fórmula las variables son dos flujos monetarios (valor inicial invertido “Vo” y valor final de la inversión “Vf”), horizonte temporal de la inversión o tiempo que existe entre los dos flujos monetarios (“t” años) y tipo de interés anual o rentabilidad anual recibida (“i”) en términos nominales. De la fórmula podemos deducir y concluir que dos flujos monetarios en distintos instantes de tiempo son comparables o iguales al aplicar una determinada rentabilidad o tipo de interés, por ejemplo:

  • Un valor futuro Vf=€1.000 en el plazo de 1 año es equivalente a un valor inicial o invertido Vo=€1000 si y sólo si el tipo de interés nominal anual es del 0%.
  • €1.000 hoy son equivalentes a €1.100 dentro de 1 año al tipo de interés del 10%.

Como podéis observar la fórmula del interés compuesto nos permite mover cualquier flujo monetario que ocurre en un momento preciso del tiempo, a cualquier otro momento de tiempo pasado o futuro, aplicando una tasa de interés. Esta tasa de interés es la razón que permite responder a la pregunta: ¿si €1.000 hoy son equivalentes a €1.000 dentro de un año? La respuesta es sí, al tipo de interés del 0%, ó €1.100 al tipo de interés del 10%. Aquí es donde radica el concepto de valor temporal del dinero y definición de coste de oportunidad, €1.000 para invertir hoy, los puedo colocar en distintos productos financieros que ofrecen rentabilidades distintas, una vez elegido uno de esos productos y su correspondiente rentabilidad asociada (por ejemplo i=0%), no podré elegir otro producto financiero con otra rentabilidad asociada (por ejemplo el 10%) y por ello para esta inversión habrá habido un coste de oportunidad de poder haber colocado mi dinero al 10% de rentabilidad frente al 0% de rentabilidad real que lo coloqué, y por ello €1.000 hoy no son equivalentes a €1.000 dentro de un año (sólo lo son al 0% de interés).

La conclusión inmediata es que podemos sumar/restar flujos monetarios que se encuentren en el mismo instante de tiempo, si no se da este caso, llevaremos todos los flujos monetarios al instante de tiempo que elijamos (da igual cuál) y una vez movidos todos los flujos allí podremos sumarlos/restarlos/operarlos:

  • A la operación matemática de traerse un flujo futuro a un instante de tiempo anterior se le llama “descontar el flujo”.  Vo=Vf / (1+i)^t (Descontar flujos implica que de la fórmula anterior conocemos el valor futuro, el tipo de interés y el tiempo, siendo la incógnita el valor inicial que queremos calcular.
  • Y si se lleva a un instante de tiempo posterior se le denomina “capitalizar el flujo”Vf=Vo*(1+i)^t. Capitalizar flujos implica que conocemos el valor actual Vo y ese flujo queremos llevarlo al futuro, por lo que las variables conocidas son Vo, tipo de interés y tiempo.

Cuando descontamos un flujo monetario futuro al momento actual (es decir hoy, “to”) estamos calculando lo que se denomina “valor actual de un flujo” o “present value”. Si en vez de descontar un solo flujo positivo, descontamos muchos flujos positivos y negativos y los sumamos, obtenemos el “valor actual neto (VAN)” o “net present value (NPV)” de todos esos flujos, que puede resultar ser  positivo o negativo.

Pero clarifiquemos todos estos conceptos con varios ejemplos:

Ejemplo 1: “Moviendo flujos monetarios a instantes de tiempo distintos – Descontar flujos – ¿Cuánto vale el dinero ahorrado para mi pensión a día de hoy?”

  • ¿A cuánto equivalen €250.000 que recibimos dentro de 35 años a día de hoy (t=0) al 3% de interés, considerando que este es valor promedio o histórico de la inflación?
  • El valor actual del binomio flujo 1 (€250.000, t35=35 años) equivale descontando el flujo t=35 a flujo t=0 (€88.846, t0=hoy).
  • Es decir que no nos engañemos pensando que €250.000 dentro de 35 años son €250.000 a día de hoy y que podré comprar las mismas cosas que hoy dentro de 35 años. A efectos reales esos €250.000 equivalen a €88.846 a día de hoy a un 3% de interés. Valor temporal del dinero!!!!!!

Ejemplo 2: “Productos garantizados: ¿Garantizan realmente la inversión?

Se define como producto garantizado aquel que al invertir un  capital inicial de por ejemplo €1.000, al cabo de 1 año te devuelve, garantizando en teoría por tanto el principal o capital inicial invertido de €1.000. Cualquier producto que no produce una rentabilidad igual a la inflación, no se considera garantizado.

Si analizamos este producto sin tener en cuenta el valor temporal del dinero, nuestra conclusión sería que en efecto nos ha garantizado la inversión, pues invertí €1.000 y tengo al cabo de 1 año €1.000. Pero esto no es cierto, nosotros en esta inversión hemos perdido dinero, ¿cuál?:

  • El coste de oportunidad de haber invertido nuestro dinero en un depósito al 5% a un año, que haría que tuviéramos €1.050.
  • La inflación o pérdida de poder adquisitivo por encarecimiento de los precios de los productos, debido a que con €1.000 hoy no puedo comprar las mismas cosas dentro de un año porque se ha encarecido el precio de sus productos. La inflación histórica se puede situar entorno al 3% anual (para Estados Unidos en el periodo 1930-2009). Para que nuestra inversión hubiera sido garantizado en este caso deberíamos tener en el banco al año €1.030=1000*(1+3%).

Luego nuestro maravilloso depósito garantizado nos ha hecho perder un 3% vía inflación (por ello no garantizado) y tuvimos un coste de oportunidad del 5%. Incluso otro depósito en teoría garantizado con un 2% anual de rentabilidad sería una inversión poco óptima porque no logra superar la inflación (por tanto no es garantizado!). Indudablemente el efecto para el plazo de un año es pequeño (2%-3%=-1%), pero imaginemos esta misma inversión a un horizonte temporal de 35 años, a “groso modo” la pérdida de mi cartera sería -1%*35años=-35% de pérdida de poder adquisitivo (Esto es una aproximación, que como veremos más adelante no es correcta calcularla así pero de forma intuitiva parece indicar que una pérdida de 1% sobre un periodo de tiempo grande tendrá implicaciones series de pérdida de valor adquisitivo en nuestra cartera.

Ahora extrapolemos esta situación a los planes de pensiones en España, con rentabilidades históricas promedio del orden del 1,8% anual y una inflación histórica en niveles entorno al 3%…

Para ello supongamos una persona que invierte 10.000€ hoy para su jubilación a 35 años, y al tipo de rentabilidad histórica de los planes de pensiones. El dinero consolidado que tendría en 35 años sería de Vf=10.000*(1+1,8%)^35= 18.671€.

Sin embargo, como la inflación la vamos a estimar en un 3% tomando como referencia su valor histórico, dentro de 35 años nuestro plan de pensiones debería de tener al menos Vf=10.000*(1+3%)^35=28.138€ para mantener el mismo poder adquisitivo de nuestros €10.000 a fecha de hoy. Como podéis ver, en nuestra inversión recuperaremos 18.671€ en vez de 28.138€, habiendo por tanto consolidado una pérdida implícita de 9.468€, es decir, casi del 100% de nuestros 10.000€.

Ejemplo 3: “Moviendo flujos monetarios a instantes de tiempo distintos – Capitalizar flujos – ¿Cuánto dinero tendré dentro de 35 años si invierto €30.000 en el índice de renta variable americano Standard & Poors 500 a una rentabilidad del 7,5% anualizada, que es la rentabilidad del S&P500 en el periodo 1 Ene 1950-1 Feb 2010?

Vf=30000*(1+7,5%)^35=€377.066

Como hemos visto en el ejemplo 2, esos €377.066 están situados por el valor temporal del dinero en t=35 años, y por tanto, nuestro poder adquisitivo no será el de €377.066 en t=0, teniendo que descontar el flujo a t=0 al tipo de interés de la inflación para saber nuestro poder adquisitivo real.

Ejemplo 4: “Descontando el efecto de la inflación en una inversión”

Para el ejemplo 3, como he dicho anteriormente, esos €377.066 obtenidos del resultado de invertir €30.000 a 35 años en el S&P500 al 7,5% de rentabilidad no equivalen a €377.066 hoy, por el valor temporal del dinero y el efecto de la inflación. Si la inflación histórica anualizada es del 3%, descontando €377.066 al momento actual al 3% (efecto inflación) y un plazo de 35 años podremos ver a cuánto equivalen €377.066, es decir €134.003 a día de hoy.

  • Vo=377066/(1+3%)^35=€134.003

Ejemplo 5: “Rentabilidad de una inversión: Tasa interna de rentabilidad (TIR) o internal rate of return (IRR)”.

¿Pensáis que si invertimos €1.000 hoy y recuperamos €1.500 el año que viene y €1.500 dentro de dos años la rentabilidad de la inversión es: r=plusvalía/dinero invertido en t=0. Plusvalía=1500+1500-1000.

€2000/€1000=200%? La respuesta es NO!!!.

La rentabilidad de esta inversión no es del 200% aunque tradicionalmente y de forma muy común en los negocios se haga así en la vida cotidiana: €1.500 ganados al final del año 1 más €1.500 ganados al final del año 2 frente a los €1.000 invertidos suponen una ganancia o plusvalía de €3.000-€1.000= €2.000 sobre €1.000 euros invertidos pero esto es incorrecto debido a que los €1.500 fueron originados en el año 1 y los €1.500 en el año dos, y si sumo magnitudes monetarias en momentos de tiempo distintos como hemos visto en este artículo por el valor temporal del dinero es incorrecto por intentar sumar peras con manzanas.

Sólo si ambas magnitudes monetarias estás referenciadas al mismo instante de tiempo podré sumarlas, y por ello se habla del valor temporal del dinero como un binomio (€, t), donde es necesario utilizar la fórmula del interés compuesto para mover flujos monetarios a distintos momentos del tiempo.

¿Entonces cómo calculo la rentabilidad de una inversión si no vale la fórmula tradicional de R(%)=ganancia/dinero invertido? Financieramente el procedimiento correcto que tiene en cuenta el valor temporal del dinero es calculando, y como veremos en mayor detalle en otro post:

  •  Valor actual neto (VAN) si quiero saber la rentabilidad de la inversión en Euros.
  • Tasa interna de rentabilidad (TIR) si quiero obtener la rentabilidad anual de la inversión en %. En caso de discrepancia entre VAN y TIR, se elegirá aquel proyecto con mayor VAN.
  • Payback o plazo de recuperación, es decir, el número de años que se tarda en recuperar la inversión realizada en t=0. El payback por sí solo no vale para valorar inversiones.

Para ello deberemos calcular el valor actual neto (VAN) de todos los flujos positivos y negativos (dinero recibido y dinero invertido) y forzar a que dicho sumatorio o valor actual neto sea igual a cero. Resolviendo esta ecuación que no es lineal, la única incógnita es el tipo de interés o rentabilidad de la inversión, siendo en este caso la “Tasa interna de rentabilidad o rentabilidad de la inversión” (TIR) o “Internal Rate of Return” (IRR) en la nomenclatura anglosajona. Es decir, la rentabilidad de una inversión en % debe calcularse mediante la TIR, que es un tipo de interés efectivo o compuesto.

Para el caso que nos ocupa:

  • Flujo monetario 1 en t0: (-1000€, to=0). Es dinero que sale de nuestros ahorros y que invertimos, lleva por tanto signo negativo). Su valor actual por estar en t0 es -1000€.
  • Flujo monetario 2 que recibimos en t1=1 año. (€1..500, t1=1). Positivo por ser un dinero que la inversión produce y que entra en mis ahorros.
  • Flujo monetario 3 que recibimos en t2=2º año. (€1500, t2=2). Positivo por ser un dinero que la inversión produce y que entra en mis ahorros.
  • Condición para calcular la TIR es que el valor actual neto de todos los flujos en t0 sea igual a cero y despejo de la ecuación la rentabilidad.
  • CONDICIÓN DE TIR: Valor actual neto = 0 = -1000 + 1500/(1+TIR)^1 +1500/(1+TIR)^2
  • Resolviendo la ecuación la rentabilidad de la inversión es la TIR=119% que no tiene nada que ver con el 200% calculado por la fórmula R(%) = ganancia/dinero invertido. Es decir, esta inversión ha producido un rentabilidad anual del 119%.

Como conclusión del artículo resaltar que en finanzas, siempre se debe hablar del binomio (€, instante de tiempo), y que flujos monetarios en distintos instantes de tiempo no pueden ser operados (sumados, restados) por el valor temporal del dinero y el potencial que tiene el dinero en generar distintos beneficios en el tiempo. Para ello deberemos mover flujos al mismo instante de tiempo, con la fórmula del interés compuesto. Finalmente, si queremos calcular la rentabilidad de una inversión, deberemos calcular el VAN, TIR y Payback de la inversión (ordenados por orden de prioridad e importancia).

En próximos posts hablaré de los métodos que existen para valorar la rentabilidad de una inversión en mayor detalle.

Saludos,
Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

Invertir como Warren Buffett: Value investing

WARREN BUFFETT Y EL “VALUE INVESTING”: INTRODUCCIÓN AL CURSO MONOGRÁFICO 

Este post es el primero de una serie de artículos y vídeos dedicado a Warrent Buffett (nacido en Omaha, USA en 1930), una de las personas más ricas del mundo con un patrimonio neto de $64.500 millones en 2015 según Forbes, máximo accionista y CEO de Berkshire Hathway (www.berkshirehathaway.com holding empresarial vehículo para sus adquisiones de empresas e inversiones: Coca Cola, American Express, Gen Re, Kraft Foods, Procter&Gamble, Wal-Mart, Wells Fargo…) y conocido inversor por su filosofía del “value investing” que trataré de explicar a lo largo de estos posts: filosofía de inversión, forma de pensar y principales inversiones.

Su fama como reputado inversor puede justificarse con el histórico de resultados que ha obtenido Berkshire Hathaway Corporation desde el año 1965 hasta 2009, con un crecimiento anual compuesto de sus acciones del 23,1% frente al 9,3% del S&P500 (incluidos dividendos mientras que Berkshire no los reparte), pasando de un valor en libros por acción de $9 en 1965 a $84.467 en 2009. En este periodo de tiempo, sus acciones perdieron valor en libros sólo en dos años de los 44 años de existencia (-6,2% en 2001 y -9,6% en 2008 frente al -11,9% y -37% del S&P500 respectivamente).

Para que nos hagamos una idea lo que esto reprenda en términos monetarios, equivaldría a que $1 invertido en 1965 equivaldría a $3.402, o lo que equivaldría decir que una inversión de $6000 en 1965 a día de hoy sería equivalente a $20,4 millones.

Este histórico de resultados no ha sido igualado por muchos gestores, aunque en España, hay un fondo de inversión que acapara diversos premios internacionales (Bestinfond) creado en 1993, gestionado por Bestinver(www.bestinver.com) siendo su gestor principal Francisco Paramés que hasta antes de la crisis del 2008 había superado este histórico de rentabilidad con crecimientos anuales compuestos del 22% para el periodo 1993-2007y que en la actualidad mantiene también un excelente “track record” del 17% de rentabilidad compuesta anualizada en el periodo 1993-2009. Sobre este fondo de inversión también os presentaré un artículo en breve.

Si hubiera que resumir en un párrafo la filosofía de inversión de Warren Buffet del “value investing” se centraría en adquirir buenos negocios con un horizonte temporal a largo plazo, mediante la adquisición de compañías que presentan una ventaja competitiva estable, duradera en el tiempo y a futuro, con excelentes resultados a nivel operativo de manera continuada; negocios que son fácilmente entendibles y analizables (y que él conozca muy bien, a lo que él llama su “círculo de competencia”), que cuentan con un equipo de dirección y management excepcional (integridad, inteligencia y energía) y que dichas acciones cotizan a un precio atractivo, inferior o con un “margen de seguridad” respecto a su “valor intrínseco” o precio objetivo. Aunque no descarta comprar acciones de empresas pagando un sobrecoste o “premium” si una buena empresa se “pone a tiro”.

Warren Buffett no es partidario de entrar y salir del mercado de una forma continuada comprando y vendiendo acciones, si no que prefiere comprar las acciones y mantenerlas a largo plazo, no adquiriendo más de 6-8 empresas como máximo al año, pues él opina que bajo este escenario, cuando encuentres un “buen negocio” debes no diversificar con otras empresas y centrarte en adquirir más acciones de está.

Artículo 1 de 10: Principios generales de inversión de Warren Buffett y el value investing

Los principios de inversión y metodología que sistemáticamente aplica y sigue Warren Buffett no han cambiado a lo largo del tiempo, beben principalmente de la corriente de Benjamin Graham (“The intelligent investor”, “Security analysis” y padre del “value investing” o inversión por valor), Philip Fisher, John Burr Williams (“The theory of investment value”) y Charles Manger (su socio en Berkshire Hathway) y podrían resumirse:

  1. Hay dos reglas fundamentales cuando uno invierte: No pierdas nunca y no olvides la primera regla.
  2. Las personas deben trabajar en aquello que les apasiona y motiva e incluso gratis, si entienden que la curva de aprendizaje lo merece. En su ecuación, si piensas que ganar “3X” es mejor que “X” haciendo algo que no te gusta, estás completamente equivocado.
  3. Rodéate de gente con la que te sientas a gusto trabajando, que sean íntegras y con valores, además de compartidos. Rodéate de los mejores y no tendrás que decirles qué hacer.
  4. “Price is what you pay, value is what you get”. “Precio” que pagas por una acción, es lo que se paga en el mercado, “valor” es lo que consigues o realmente compras.
  5. Su estilo de inversión combina entender la parte cualitativa de los negocios (según lo aprendido de Fischer) y su entendimiento cuantitativo de precio y valor (según lo aprendido de Graham), observándose un giro hacia las posturas de Fischer por insistencia de su socio Manger. Siempre debes preguntarte, ¿es una buena compañía en la que invertir con ROEs superiores a la media del mercado?, ¿es un buen momento para invertir porque el precio es adecuado y cotiza por debajo de su valor objetivo aunque paguemos un “premium” frente al precio que cotiza en mercado? Si esto no se cumple, no hay inversión independientemente de cuan buena sea la empresa.
  6. Para ganar dinero que no tienes y no necesitas, no arriesgues aquel que sí tienes y necesitas. Es decir, si arriesgas algo que es importante para ti por algo que no lo es, no tiene ningún sentido independientemente de cuán favorable sea la probabilidad de ganar.
  7. Distingue entre inversión y especulación. Una inversión debe cumplir dos requisitos, cierto grado de seguridad del principal invertido y una rentabilidad adecuada. Si no cumple estas dos condiciones, entra dentro de lo especulativo. El inversor se caracteriza por ser una persona calmada, paciente y racional frente al especulador que es ansioso, impaciente e irracional. Buffett sentencia que si no eres capaz de soportar que tus inversiones puedan caer un 50%, entonces no deberías estar en el mercado.
  8. Cuando compras una acción no estás comprando un trozo de “papel” o algo para hacer trading de forma especulativa, si no parte de una empresa y su capacidad de generar dinero y rentabilidad en el largo plazo. Si no eres capaz de justificar el motivo por el cuál quieres comprar esa empresa, NO COMPRES!!! Siempre debe haber un motivo!!! Warren Buffett tiene la preferencia de comprar acciones de empresas que puede controlar, para así poder tener decisión sobre lo que él considera la parte más importante en un negocio: dónde se destina e invierte el capital (reinversión de las ganancias o distribución entre los accionistas).

Artículo 2 de 10: Warren Buffett y comprar negocios excelentes

El artículo siguiente pretende resumir cuáles son los negocios en los que Buffett invierte y qué es lo que les atrae de ellos. En resumen:

9. Invierte en negocios/empresas que cumplan los siguientes requisitos y que constituyen lo que se denomina como “value investing” o inversión por valor:

  • Negocios que puedas analizar, comprender y conozcas. Lo que él llama tu “círculo de competencia” o conocimiento acumulado. No te salgas nunca de ahí.
  • Que sean simples y sencillos, que presenten barreras de entrada, bajos niveles de CAPEX y poder en establecer los precios, no habiendo productos sustitutivos. Que viene a denominarlos como “excelentes negocios” (porque perduran al menos por 25-30 años con una ventaja competitiva inquebrantable, sólidos resultados económicos y son difíciles de copiar). Adicionalmente los negocios que cumplen todas estas características y venden productos/servicios deseados, sin sustitutivos y en un mercado no regulado los denomina “negocios franquicia”, siendo éstos son los más interesantes!.
  • Que seas capaz de dibujar o ver dónde estarán esos negocios a 10-15 años vista de una manera “casi previsible”.
  • Puedas determinar con cierta precisión y grado de certeza la ocurrencia de esos cashflows a futuro, casi con la misma certeza que tienes al recibir el cupón de un bono. Por ello la tasa de descuento a usar debe ser la de un activo sin riesgo a 10 años, en este caso el bono americano a 10 años, aunque de forma habitual Buffet usa el 10%.  Adicionalmente él en sus modelos llega a hacer crecer los cashflows en dos tramos, uno más elevado en los primeros 10 años (según crecimiento histórico sostenido y acreditado) y luego a una tasa “g” de crecimiento a perpetuidad.
  • Que presenten resultados excepcionales a nivel operativo y económico continuados en el tiempo (+20 años). Dentro de las métricas o ratios financieros que se deben tener en cuentan destacan: crecimiento de ventas muy superior a la inflación, márgenes de beneficios muy elevados, ROE y bajo nivel de deuda. Sin embargo los cuatro más importantes a controlar son: a) ROE, como beneficio operativo/equity excluyendo ganancias financieras o extraordinarias (el ratio “earnings per share” no es indicativo porque si disminuyen el número de acciones puede aumentar por lo que es “engañoso”), b) Creación de valor mediante el método del “cashflow de la inversión” (NOPLAT+amortización+variación de capital circulante-CAPEX), obteniendo al menos una creación de valor en términos de precio de mercado de $1 por cada dólar no distribuido a los accionistas, c) ROI: ganancias sobre el capital invertido por el management y todo ello sin aumentar el ratio “debt-to-equity”, es decir los resultados obtenidos en a), b) y c) no pueden hacerse a costa de apalancarse porque Buffet considera que son las empresas que más sufren en periodos de recesión económica, buscando por tanto compañías con endeudamiento bajo o adecuado y donde los “cashflows operativos” sean suficientemente grandes para pagar la deuda (Buffet no establece cuál es nivel de deuda adecuado pero prefiere mantenerla al nivel más bajo posible). También hace una llamada de atención al inversor para aquellas empresas que presentan ROEs elevados a costa del apalancamiento o alto  nivel de deuda!.
  • Gestionados por un management brillante con espíritu emprendedor que cumpla lo requisitos de ética, honestidad, integridad, inteligencia, energía y quieran ser accionistas de la propia empresa; y cuyos productos o servicios estén asociados a lo que él denomina “share of minds”, es decir, que ganen al consumidor desde un punto de vista emocional y arraiguen en el cliente, que le despierten un sentimiento o asociación de ideas (esto hace que el consumidor no sea sensible al precio ni inflación sin verse perjudicadas las ventas o la cuota de mercado; siendo algunos ejemplos: Coca-Cola=felicidad, Walt Disney=diversión en familia, 20th Century Fox=No sugiere nada). Para él estas condicione hacen que la probabilidad de que te equivoques en tu inversión sea baja por comprar “casi certezas”.
  1. Si el management no cumple los requisitos indicados anteriormente, olvídate de ese negocio por muy bueno que sea. Además el management debe ser racional, sincero, franco y abierto con los accionistas, que admite sus errores y fracasos, comportándose también como el dueño de la empresa y persiguiendo crear el máximo valor para el accionista. Su retribución además estará fijada en base a si crea o no valor para la empresa aumentando la cotización de la misma, ROE, ventas y su crecimiento al igual que los márgenes y beneficios.
  2. Para poder definir un buen negocio, Warren Buffet pone el ejemplo de Coca Cola, dame $10.000 millones y dime cuánto daño puedo hacerle, si la respuesta es “poco” o “ninguno”, entonces es un buen negocio. O si hicieras la pregunta al director general de una empresa sobre ¿cuál competidor eliminaría?, ese podría ser un potencial buen negocio. Si inviertes en buenos o excelentes negocios con resultados a largo plazo mejores que la media, el “market timig”, es decir, en qué momento compras, no tendrá mucha influencia siempre y cuando compres estos stocks por debajo de su valor objetivo o intrínseco, lo que él llama “margen de seguridad”. Él está dispuesto a tomar riesgos en aquellas empresas cuya probabilidad de pérdida sea muy baja o mínima y el potencial de revalorización del valor en el largo plazo substancial, y que debido a la coyuntura actual del mercado estén cotizando por debajo de dicho valor intrínseco. Aún así Warren Buffet también ha entrado en excepcionales negocios pagando “premiums” o un sobreprecio hasta del 35% ó 56% frente al precio de mercado, y aunque es cierto que se aleja de su pensamiento en línea con Benjamin Graham, su socio Charles Manger le ha hecho ver que si es un excelente negocio se puede llegar a pagar un sobreprecio si cotiza por debajo de su valor intrínseco, esta es la clave final en el proceso de inversión, si no se cumple esto, no compran. Un margen de seguridad del 25% podría ser el límite mínimo de Buffet para invertir en una gran empresa.
  3. Igualmente Warren Buffet no es partidario de comprar compañías por sectores de actividad (eléctricas, bancos, etc…) o clasificaciones (small caps, large caps, etc…) sólo compra “valor” conforme a: conocer el negocio (operaciones, productos, servicios, empleados y relaciones con sindicatos, supply chain management, inversiones en maquinaria y plantas, CAPEX, inventarios, política de dividendos y reinversiones, necesidades de capital circulante) con una ventaja competitiva fuerte, buen management y poder comprar a un precio atractivo, es ahí dónde está su margen de seguridad y no al precio que cotizan independientemente de la clasificación o del momento puntual en que se encuentre el mercado, el “driver” es que su precio de mercado < valor objetivo o intrínseco.
  4. Aquellos negocios que Warren Buffet no puede entender a 10-20 años o no sabe qué ocurrirá con ellos, él no se toma la molestia de entrar en ellos y “pasa”. Aún así reconoce por ejemplo que el sector tecnológico con empresas como Microsoft, Google o Apple aunque presenta atractivos retornos, debido a su incapacidad de ver cómo evolucionarán estos sectores y empresas en ese horizonte temporal le hace desistir de comprar dichas empresas. Él sigue manteniendo que no sabe cómo valorar una empresa de Internet.

Artículo 3 de 10: Warren Buffett y sus objetivos en Berkshire Hathaway

En el siguiente artículo hablaremos sobre las líneas de actuación maestras que sigue Warren Buffett y objetivos en su corporación empresarial Berkshire Hathway en línea siempre con el value investing:

  1. A nivel de objetivos de rentabilidad, Buffet se ha impuesto que el crecimiento del valor contable de la acción de Berkshire Hathway sea al menos  del 15% anual.
  2. No gastes el tiempo inútilmente en mirar hacia atrás y en todos tus errores, aunque debes aprender de ellos. Sus principales errores los define como:
  • Puedo hacer muchas tonterías o tomar decisiones incorrectas cuando tengo mucha liquidez. Sé paciente y racional.
  • El haber comprado empresas cuando las condiciones o circunstancias eran favorables aunque el sector/negocio no te gustara o no respondiera al perfil de empresa excelente definida en los puntos 9, 10 y 11.
  • Salirte de tu “círculo de competencia” o conocimiento.
  • El dejarse llevar por la “multitud”, aún cuando eras el único que pensaba en lo contrario.
  1. No pidas dinero prestado como norma general. Intenta comprar negocios poco apalancados o con niveles bajos de deuda, donde el cashflow operativo sea suficiente para costear y pagar el cashflow de la financiación y no al revés. Donde los beneficios generados por la empresa sean los que te hagan crecer en vez de crecimiento a base de pedir el dinero prestado. Si consigues esto y controlar tu balance, es más improbable que el negocio entre en dificultades financieras. El ROE elevado de una empresa a base hace que disminuya el equity y aumente la deuda debe ser vigilado.
  2. Es política de Berkshire Hathway no devolver dividendos a los accionistas, es decir, en su opinión las ganancias/beneficios debe ser reinvertidos siempre y cuando seas capaz de obtener una rentabilidad superior al coste del equity (fondos propios – return on equity) y crear valor. En su caso por cada dólar reinvertido no entregado al accionista ha creado valor para la compañía en términos de valor de mercado de otro dólar, ROE=100%). Su línea de actuación es clara, si por cada dólar reinvertido en la compañía o no entregado al accionista, has generado un valor de mercado de las acciones superior a ese dólar y >ROE, estás haciendo bien las cosas, si no es así, es mejor: a) Devolver al accionista el exceso de caja en forma de dividendos o b) Re-compra de acciones. En ningún caso apoya con ese exceso de caja que se invierta en la compra de otro negocio (“comprar crecimiento”) por las dificultadas de integrar un nuevo negocio al actual (excéptico sobre las sinergias).
  3. Las reestructuraciones y conseguir darle la vuelta a negocios decadentes o en serios problemas raramente ocurren, por ello no tengo ningún interés en este tipo de empresas. Al igual que verse inmerso en empresas donde el precio de venta no está fijado, están en un proceso hostil de ser adquiridas, etc.
  4. Buffet no sólo compra acciones de empresas si no también deuda a corto y largo plazo, bonos, bonos convertibles tanto públicos como privados, contabilizando en su porfolio entre un 20-30% del peso de la cartera.

Artículo 4 de 10: ¿Cuándo debo comprar/vender acciones? Reflexiones sobre predecir el futuro.

En el artículo de hoy hablaremos sobre cuándo es el momento óptimo de comprar y vender acciones en el mercado bursátil y haremos alguna reflexión sobre lo que opina Warren Buffett sobre intentar “predecir” el futuro mediante métodos cuantitativos o el análisis de los datos macro económicos:

  1. ¿Cuándo debo comprar?: “If the new thing you are considering purchasing is not better than what you already know is available, then it has not met your threshold. This screens out 99% of what you see”. Para Buffet las prisas son malas consejeras, y pone como ejemplo que deberíamos pensar que a lo largo de nuestra vida sólo tenemos 20 oportunidades de inversión y que no podemos malgastarlas en tanto en cuanto no haya algo que sea realmente bueno.
  2. Si no es importante o no se puede conocer, OLVÍDATE DE ELLO”. Desiste y no intentes predecir el comportamiento de los mercados en el futuro, de los datos macro y sus evoluciones, tipo de interés, PIB, dirección del mercado de valores (alcista/bajista), elecciones, etc…porque seremos incapaces de predecirlos. Estos parámetros son importantes, pero como no cumplen la segunda premisa: no podemos conocerlos, debemos olvidarnos de incorporarlos a nuestros análisis y toma de decisión. Para él, el análisis “top/down” a nivel macro no tiene ningún sentido (basar el comprar una empresa en analizar el entorno macro y de ahí bajar a intentar valorar cómo lo hará la empresa en el futuro). Dedica tus esfuerzos a elegir “excelentes empresas”, porque lo maravilloso de los negocios “maravillosos” es que puedes predecir más ciertamente su futuro, pero no el “cuándo”. Por ello no tiene sentido poner el énfasis en el “cuándo” si no en el “qué”. Un excelente negocio, en el largo plazo, generará dinero sí o sí. Unos datos macro pesimistas (ej. Tipos de interés, perspectivas a corto plazo o evolución a un año, etc…) nunca le han hecho dejar de comprar una empresa. Así pues lo más cercano que Warren Buffet entiende por “predecir el futuro” se fundamenta en que la compañía bajo análisis haya demostrado de una forma sostenida en el tiempo un historial de resultados adecuado con esos productos y servicios, ¿por qué iba a cambiar en el futuro?
  3. En el mundo de las finanzas hay mucho ruido y sobre-información. Parece que el mercado nos empuja a comprar y vender constantemente, a tener que tomar una decisión todos los días, a entrar en esa “loca” dinámica. Warren Buffet se toma con mucha perspectiva todas esas noticias y no las sigue, se mantiene al margen. Trata de encontrar una buena idea al año, y llévala al máximo, es decir, comprar muchas acciones. Wall Street gana dinero por la “actividad”, por el compra/vende; Berkshire Hathaway gana dinero por la “inactividad”: compramos, mantenemos a largo plazo o de por vida. Aléjate de los entornos que estimulan la actividad de forma continua. TÚ ELIGES.
  4. En términos de inversión, él prefiere invertir en pocas compañías pero excelentes en vez de invertir en muchas compañías mediocres y con alta rotación de la cartera (por incurrir en altas comisiones para los intermediarios). El hecho de mantener a largo plazo también es una cuestión fiscal, porque si compras y vendes pagas el “peaje fiscal” frente al hecho de que ese dinero podría estar reinvertido de manera compuesta, siendo la diferencia realmente apreciable en el resultado final. Como ejemplo del efecto fiscal podemos simular que una inversión de $1 mantenida durante 20 años, a tasas de crecimiento del 100% supondría $692.000 netos tras pagar impuestos por valor $356.000, mientras que en un escenario de entrada/salida y pago de peaje fiscal todos los años tendríamos $25.000 netos tras haber pagado $13,000 en impuestos.
  5. ¿Cuándo vender las acciones de un negocio? Warren Buffet es claro, si has comprado una excelente empresa, nunca deberías querer vender dichas acciones, por lo tanto debiéndose mantener hasta el infinito. Él nunca ha comprado acciones a un precio con la idea de vender al doble si llegan a ese precio. Él es partidario de mirar el negocio y preguntarse si seguirá produciendo más y más dinero de forma recurrente en el tiempo, si es así, mantendré ese negocio para siempre. Aunque tampoco defiende que no se deba vender ninguna empresa del portfolio. Se deben mantener hasta el infinito aquellas empresas que son “excelentes/joyas” (A), y debe haber una rotación de aquellas empresas no tan excelentes (B) y que puedan dar paso a la entrada de mejores empresas en el futuro (A). Para estas empresas (B), un tiempo adecuado puede ser entre 5-10 años.

Artículo 5 de 10:Warren Buffet y su opinión sobre la diversificación de una cartera de acciones

  1. En lo referente a la diversificación de las carteras de inversión, Warren Buffett defiende dos ideas:
  • Si eres un inversor sin conocimiento financiero y que no te dedicas de forma profesional al tema, entiende que diversificar a través de fondos que replican a un índice frente a los fondos de gestión activa se constituye como la mejor opción de inversión a largo plazo por el potencial de revalorización, conseguir rendimientos medios de mercado y costes de gestión inferiores a los de fondos de gestión activa. Además defiende que hay estudios que demuestran que sólo un 10% de los gestores llegan a hacerlo mejor que un fondo que replica/sigue a un índice. En este escenario es muy bueno tener el máximo número de fondos para disminuir el riesgo de la inversión (pero no más 12-15 ya que con este número consigues un 85% de diversificación), y además el inversor sin conocimientos será capaz de superar las rentabilidades de los fondos de gestión activa.
  • Si por el contrario, eres un inversor profesional, Warren Buffet no cree en la diversificación ni las teorías sostenidas por la corriente del “modern portfolio management” defendidas por Markov, Sharpe y Fama; donde es mejor diversificar en muchas empresas para así disminuir el riesgo de una acción que es asimilado a la volatilidad en el precio de la misma (Buffet no comparte esa definición de riesgo, si no como la posibilidad de equivocarse en determinar el valor intrínseco de la acción en vez de la fluctuación en el precio). Él opina que si compras empresas excelentes, las mantienes en el tiempo, el riesgo está acotado, es bajo y no debes tener miedo a la volatilidad ni las fluctuaciones de precios (eso no importa, así que ¡convive con ellas dos!), debiendo tener carteras con no más de 6-8 empresas, un horizonte temporal de inversión como mínimo de 5-10 años y una participación mínima de al menos el 10-15%, invirtiendo el 50% en tu mejor negocio además de invertir cuanto más mejor en aquellas que sean las mejores (Esto es lo que se conoce como el “focus investing” y que simplifica la gestión del portfolio de inversiones). El hecho de diversificar y comprar más empresas en tu cartera hace que destines recursos no a la mejor empresa si no a otras menos rentables aunque buenas. Adicionalmente está en contra de la teoría del “modern portfolio management” porque discrepa en que el mercado es perfecto, ya que además de la información disponible, existe un componente psicológico en cómo la gente analiza dicha información disponible que influye también en el proceso de compra/venta y evolución del mercado y el precio de las acciones.

Artículo 6 de 10: Warren Buffet y el behavioral finance, sobre la psicología del dinero e invertir

Artículo continuación del curso monográfico de artículos y vídeos dedicado a Warren Buffett y al value investing. En esta ocasión describiremos brevement el concepto de “behavioral finance” y la influencia en los mercados financieros de la psicología de las personas, sus decisiones irracionales motivadas por el miedo a perder.

  1. El mercado de valores se mueve por lo que se llama el componente psicológico de las persona y la psicología del dinero (verdaderas fuerzas del mercado), que en la terminología inglesa se denomina “behavioural finance” (mezcla finanzas+psicología), es decir, por sus emociones de miedo y avaricia. Cuando éste está en una escalada alcista de precios, la avaricia aparece y las acciones cotizan a precios por encima de su valor objetivo inflando la burbuja por la excesiva euforia, por el contrario, cuando la tendencia es bajista, el miedo se apodera del inversor de manera irracional e ilógica y vende incluso buenas empresas a un precio muy por debajo de su valor intrínseco u objetivo, apareciendo por tanto el momento y las oportunidades para invertir. Es de esta irracionalidad del mercado de la que debe aprovecharse el inversor inteligente y preparado: “Uno no está acertado o equivocado por hacer lo que haga la mayoría, si no por haber realizado un ejercicio de análisis de los datos y hechos disponibles”.

Las principales conclusiones sobre la “psicología del dinero” que Warren buffet obtiene son las siguientes:

  • El sentimiento de los inversores (miedo/codicia) tiene un impacto muy pronunciado e importante en el precio de cotización de las acciones, estando muchas de las decisiones de compra/venta justificadas desde una perspectiva irracional, ilógica y basada en el comportamiento humano, siendo estas fuerzas “psicológicas” las que dirigen el mercado-oferta-demanda.
  • Da igual qué coeficiente intelectual tengas, formación financiera, etc…si no eres capaz de controlar tus emociones e invertir con racionalidad, rigor, disciplina, calma y paciencia. (“We do not have to be the smarter than the rest, we have to be more disciplined than the rest”).
  • El ser humano ante noticias pesimistas es muy negativo por naturaleza y ante noticias optimistas reacciona lentamente, lo que se llama “Overreaction bias”.
  • En situaciones alcistas de la bolsa y escala de precios, el comportamiento humano tiende a ser sobre-optimista, mientras que en escenarios bajistas, pesimista, llevando a las personas de una manera irracional a comprar muchas acciones (aún a precios desorbitados) o vender a precios muy bajos. Estos son los momentos que el inversor “inteligente” debe aprovechar para comprar acciones a un precio realmente barato frente a su valor objetivo. “En tiempos de codicia bursátil ten miedo, y cuando todos tengan miedo, sé avaricioso”.
  • El hombre por naturaleza tiene pánico a perder, siendo el dolor causado por la pérdida muy superior al gozo causado por las ganancias, y que hace que el inversor sea conservador por naturaleza.
  • La tolerancia al riesgo de las personas (“su perfil de riesgo como inversor”) no es algo estático ni inmutable, si no que cambia con las emociones y el moméntum del mercado, cambiando por tanto según las circunstancias.
  • Son las emociones de la gente y su comportamiento quien fija la evolución en los precios del mercado (millones de personas realizando decisiones no fundamentadas y con errores de juicio empujan al mercado).

De todas estas circunstancias el inversor inteligente debe aprovecharse en su favor para comprar acciones a precios realmente atractivos cuando el mercado va en la dirección contraria (bajista) movida por el pánico a perder.

Artículo 7 de 10: Cómo piensa Warren Buffett

Citas célebres que resumen el pensamiento de Warren Buffet:

  1. “Your goal as an investor should be simply to purchase, at a rational price, a part interest in an easily understood Business whose earnings are virtually certain to be materially higher, five, ten, and twenty years from now. Over time you will find only a few companies that meet those standards, so when you see one that qualifies, you should buy a meaningful amount of stock”.
  2. “Certainties are defined by the predictability of a company’s economics. The more predictable a company’s economics, the more certainty we might have about its valuation”.
  3. “An investment operation is one which, upon thorough analysis, promises safety of principal and a satisfactory return. Operations not meeting these requirements are speculative”.
  4. “The basic ideas of investing are to look at stocks as businesses, use market fluctuations to your advantage and seek a margin of safety. That is what Ben Graham taught us. A hundred years from now they will still be the cornerstones of investing”.
  5. “It is far better to buy a wonderful company at a fair price than a fair company at a wonderful price”.
  6. “It is not enough to have a good intelligence. The principal thing is to apply it well.
  7. “All we want is to be in a business that we understand, run by people whom we like, and priced attractively relative to their future prospects”.
  8. “It makes no sense to invest in a company or an industry you do don understand, because you won’t be able to figure out what it’s worth or to track what is doing”.
  9. “I buy businesses, not stocks, businesses I would be willing to own forever”.
  10. “Investing is more intelligent when it is most business like”.
  11. “I am a better investor because I am a better businessman”.
  12. “When investing we view ourselves as business analysts, not as macroeconomic analysts and not even as security analysts”.
  13. “I want to be in business so good even a dummy can make money”.
  14. “An investor needs to do very few things right as long as he or she avoids big mistakes”.
  15. “Companies are of two types: those divided into a small group of franchises and a much larger group of commodity businesses. A franchise is a company whose product or service is needed or desired, has no close substitute and is not regulated”.
  16. “Look for the durability of the franchise. The most important thing to me is figuring out how a big moat there is around the business, what I love, of course, is a big castle and a big moat with piranha and crocodiles”.
  17. “What needs to be reported is data – whether GAAP, non GAAP, or extra GAAP- should help investors to answer these questions: how much is this company worth, what is the likelihood that it can meet its future obligations, how good a job are its managers doing, given the hand they have been dealt”.
  18. “In order to give our shareholders an above-average total return on their investments, we must choose businesses that generate returns in excess of inflation”.
  19. In evaluating people, you look for three qualities: integrity, intelligence and energy. If you do not have the first, the other two will kill you”.
  20. “In the long run, of course, trouble awaits management that paper over operating problems with accounting maneuvers”.
  21. “I read annual reports of the company I am looking at and I read the annual reports of the competitors. That is the main source material”.
  22. “Price is what you pay, value is what you get”.
  23. “It is bad to go to bed at thinking about the price of a stock. We think about the value and company results. The stock market is there to serve you, not to instruct you”.
  24. “To properly value a business, you should ideally take all the flows of money that will be distributed between now and judgment day and discount them at an appropriate discount rate. That is what valuing business is all about. Part of the equation is how confident you can be about those cashflows occurring. Some businesses are easier to predict than others. We try to look at businesses that are predictable”.
  25. “Great investments opportunities come around when excellent companies are surrounded by unusual circumstances that cause the stocks to be misappraised.
  26. “When the probabilities of success are very high, make a big bet”.
  27. “We focus on a few outstanding companies. We are focus investors”.
  28. “I can’t be involved in 50-75 things. That’s a Noah’s Ark way of investing; you end up with a zoo. I like to purchase meaningful amounts of money in a few things”.
  29. “Diversification serves as protection against ignorance”.
  30. “Modern portfolio theory tells you how to be average”.
  31. “If the new thing you are considering purchasing is not better than what you already know is available, then it has not met your threshold. This screens out 99% of what you see”.
  32. “We don’t have to be smartest than the rest, we have to be more disciplines than the rest”.
  33. “Be fearful when others are greedy and be greedy only when others are fearful”.

Artículo 8 de 10: Principales acciones que tiene Warren Buffet en Berkshire Hathaway.

Este artículo es el noveno de la serie monográfica dedicada a Warren Buffett y su vehículo de inversión/empresa Berkshire Hathaway. En el presente artículo os muestro la evolución de su cartera de valores desde el año 1977 hasta 2009 en base quinquenal, obtenida de los informes anuales que publica en su página web.

El coste se refiere al precio de adquisición de las acciones, el valor de mercado a cierre del año fiscal, el incremento es un incremento acumulado de ganancia (no es la manera más adecuada de darlo pero seguiremos la terminología usada por él), y el %peso que supone esa inversión en la cartera. Si analizamos el crecimiento anualizado compuesto del equity (CAGR: Compounded Annual Growing Rate), el dinero invertido en 1977 fueron $106 millones, la capitalización bursátil actual $59034 millones, por lo que el CAGR del periodo de 32 años 1977-2009 sería del 21,84%=[((59034/106)^(1/32))-1]*100 cuando el crecimiento del S&P500 en ese mismo periodo ha sido del 7,6%Un inversor que hubiera invertido $30000 en el año 77 en el S&P500 tendría $312.617 frente a los $16.7 millones en Berkshire Hathway.

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

Acciones que posee Warren Buffett

MONOGRÁFICO SOBRE WARREN BUFFETT Y EL VALUE INVESTING.

Artículo 8 de 10: Principales acciones que tiene Warren Buffet en Berkshire Hathaway.

Este artículo es el noveno de la serie monográfica dedicada a Warren Buffett y su vehículo de inversión/empresa Berkshire Hathaway. En el presente artículo os muestro la evolución de su cartera de valores desde el año 1977 hasta 2009 en base quinquenal, obtenida de los informes anuales que publica en su página web.

Aquí en los links siguientes también os dejo los anteriores artículos del monográfico.

  1. Warren Buffett y el value investing, introducción al curso monográfico.
  2. Artículo 1: Qué es el “value investing”.
  3. Artículo 2: Comprar negocios y empresas excelentes.
  4. Artículo 3: Objetivos y línea de actuación en Berkshire Hathaway.
  5. Artículo 4: Cuándo comprar y vender acciones. Sobre predecir el futuro.
  6. Artículo 5: Diversificación en una cartera de inversión.
  7. Artículo 6: Behavioral finance y psicología del dinero.
  8. Artículo 7: Cómo piensa Warren Buffet,  citas célebres.

El coste se refiere al precio de adquisición de las acciones, el valor de mercado a cierre del año fiscal, el incremento es un incremento acumulado de ganancia (no es la manera más adecuada de darlo pero seguiremos la terminología usada por él), y el %peso que supone esa inversión en la cartera. Si analizamos el crecimiento anualizado compuesto del equity (CAGR: Compounded Annual Growing Rate), el dinero invertido en 1977 fueron $106 millones, la capitalización bursátil actual $59034 millones, por lo que el CAGR del periodo de 32 años 1977-2009 sería del 21,84%=[((59034/106)^(1/32))-1]*100 cuando el crecimiento del S&P500 en ese mismo periodo ha sido del 7,6%Un inversor que hubiera invertido $30000 en el año 77 en el S&P500 tendría $312.617 frente a los $16.7 millones en Berkshire Hathway.

Espero que os guste,

Saludos cordiales,

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

error: Content is protected !!