Archivos por Etiqueta: Start-up

Total funding needs of a start-up project

HOW TO DETERMINE THE TOTAL FUNDING NEEDS OF A START-UP PROJECT

In this post it will be explained how to estimate the total funding requirements in t=0 of a start-up project. The methodology should take into account the following items or liquidity buffers:

  1. Cash allocated for the investment plan, known as “CAPEX” (Capital Expenditures). The assets of a company can be categorized as current assets and non-current assets. The cash flow that the company invest in non-current assets is the CAPEX, and by definition, the non-current assets are those ones that will be held more than a year in the company, they are considered the fixed infrastructure of the company, and without them, it would not be possible to manufacture and sell the product or service of the company. The non-current assets can be classified as: (I) tangible (land, vehicles, furniture, buildings, computers, machinery, etc); (II) Intangible (trademarks, goodwill, patents, software developed by a company); (III) Long-term financial assets, financial products owned by the company, with the idea to remain these assets in the company for the long run, such as shares of another company. Imagine that company “A” has an investment plan, CAPEX, of €50 millions to build a hotel resort in Aruba.
  2. Cash allocated to run operations from 3-18 months, even if the business does not generate sales or cash-flow for a period of tie. This liquidity buffer is arranged to support the operational fixed costs, known as “SG&A” (Selling, General and Administration expenses”) for “X” months. The total number of months is decided by the entrepreneurs, but it could range from 3-18 months. Some examples of SG&A are: salaries, social security, rentals, marketing budget, software licenses, taxes, external service providers (outsourced services), transportation expenses, insurance premiums, facilities and utilities. As it can be seen, this type of expenses is fixed as it does not depend on production or units sold. Let’s imagine that the monthly SG&A is €10,000 and the entrepreneurs want to have a liquidity buffer to cover SG&A for 9 months, the cash allocated for 9 months of operations would be €90,000. With this buffer we guarantee that if the company does not sell any product/service for 9 months, the operational expenses can be paid.
  3. Cash allocated for start-up expenses. When a company is created, there are several expenses that only happen at the creation of the company (in t=0), such as certain local taxes, registration of the society, notary, legal advisory, etc…Any expense that is related to the creation of the company and that is not recurrent over time, will be considered as start-up expense and must be budgeted too. They are considered as SG&A in t=0 and a non-recurring expense as it is not repeated over time. Let’s imagine that the start-up expenses in this case are €60,000.
  4. Cash allocated to build a certain level of stock. This apply to companies that manufacture a product and require a level of stock. Imagine that our start-up is a hamburger chain that has established a 5 day of supply as stock level. That means the company should hold a stock of hamburger ingredients to meet the daily demand by 5 days. Imagine that the sales forecast in units of hamburgers is 365,000 hamburgers per year, the daily demand would be 1,000 hamburgers per day, so we would need ingredients to “produce” 5 days*1,000 hamburgers (=5,000 hamburgers). If the cost of the ingredients per hamburger is 5 euros, the cash requirements in order to build 5 days of stock in t=0, would be 5,000 units*€5=€25,000.
  5. Cash allocated for value added taxes paid in t=0 (VAT). All the cash disbursements in t=0 that pay VAT, must be calculated too, as the VAT must be paid. In this case, if we assume a 10% VAT level, and assume that CAPEX, start-up expenses, stock level pay VAT, the liquidity buffer for VAT would be: 10%*(€50 millions CAPEX+€60,000 start-up expenses+€25,000 stock level). Please note that we do not have to allocate cash-flow for 9 months SG&A as these expenses do not happen in t=0, but over a 9-month period. Therefore the cash buffer for VAT would be= €5,008,500.
  6. Cash allocated for unexpected expenses or events. This is called contingency buffer, in order to cover unexpected events that the entrepreneurs cannot foresee in t=0, but might happen in the future. The management team has decided to allocate a contingency buffer of 3 months of SG&A. Please note that the contingency buffer is fully decided by the entrepreneurs. In this case it would be a contingency buffer of 3*€10,000=€30,000.

If we take into account items 1+2+3+4+5+6, the total funding needs required by this start-up project would be €55,213,500€, break down as follows:

  • CAPEX: €50,000,000.
  • SG&A to cover 9 months of operations: €90,000.
  • Cash to cover start-up expenses (in t=0): €60,000.
  • Stock level, days of supply (D/S=5): € 25,000.
  • VAT paid in (t=0): €5,008,500.
  • Contingency buffer: €30,000.

Once that we have determined the total funding needs of a project, the next question to answer is to determine the funding mix and its cost (WACC). The two major funding sources of companies and projects are “E”, equity funding” (shareholders) or “D”, banking debt. This ratio usually is 70% (E) and 30% (D), but it depends on the project characteristics, country framework and start-up ecosystem. In Spain, according to Webcapital (2016), this ratio was 86% (E) and 14% (debt) for the start-up ecosystem in Spain in 2015

Cómo financiar mi proyecto empresarial

CÓMO FINANCIAR MI PROYECTO EMPRESARIAL

¿CÓMO FINANCIO MI PROYECTO DE EMPRENDIMIENTO? ECOSISTEMA FINANCIERO PARA LAS START-UPS EN INTERNET, PRINCIAPLES ACTORES Y FUENTES DE FINANCIACIÓN DISPONIBLES.

En el siguiente artículo pretendo explicar:

  1. Las fuentes de financiación disponibles para cualquier emprendedor que quiere montar un negocio, con el foco en negocios online.
  2. Los principales actores intervinientes en la financiación que no es vía bancos: familiares y amigos, capital semilla, business angels, venture capital, mercado alternativo bursátil y private equity.
  3. Qué no debe faltar al realizar la presentación de tu proyecto y plan de negocio a los potencial inversores.

Todo emprendedor con una idea de negocio, a priori brillante, se encuentra al inicio con la dificultad de conseguir financiación para su proyecto y poder llevarlo a cabo, y más aún con la crisis de liquidez existente actualmente en los mercados.

Las principales causas por las que emprendedores/empresas no pueden acceder a los fondos son:

  • Insuficientes avales o garantías.
  • Baja solvencia financiera o generación de caja para pagar.
  • Existencia de elevada deuda viva.
  • Falta de capital o fondos propios.
  • Proyectos de alto riesgo o dudoso éxito.

Para el caso particular de España, la financiación de los proyectos empresariales que empiezan o start-ups, proviene en un 80% aproximadamente de los bancos y un 20% de fuentes no bancarias, en contraste con otros países como Estados Unidos donde el ratio es 30% bancos – 70%.

En España, las principales fuentes de financiación no bancaria que existen, que pueden ser usadas en las distintas fases de desarrollo de la start-up y para la captación de fondos a medida que ésta crece y necesita más financiación son:

  • Familiares y amigos, conocido en inglés como “family, friends and fools (cualquier necio o loco que tenga el valor de invertir en nuestra “idea”). Las ventajas que tienen son que la financiación es rápida, no se piden garantías por lo general a cambio, con el inconveniente de que las cantidades que se pueden conseguir son bajas y se pone en riesgo la imagen personal de los emprendedores si la start-up no funciona. Esta fase corresponde a lo que se denomina “capital semilla” o seed, es decir, en esta fase sólo hay una idea, mucha ilusión por parte de los emprendedores y no hay ventas realizadas ni se ha testeado en mercado la viabilidad del negocio. Conviene destacar que para el caso de las familias en España, el 80% de su riqueza está invertida en inmobiliario, y del 20% restante, un 50% está en plazos fijos y depósitos remunerados; y el otro 50% en fondos de inversión, planes de pensiones, y acciones.
  • Business angels, personas que pueden llegar a financiar entre €20.000-€100.00, que tienen profundo conocimiento de un determinado sector empresarial por su experiencia profesional y una amplia red de contactos, aportando su “know-how” y “networking” porque conoce a profesionales del sector como informáticos, abogados, financieros, etc. El principal inconveniente que tiene es que la participación de los emprendedores queda “diluida” o disminuida al entrar el business angel, en un momento donde la empresa no se sabe muy bien el valor que tendrá, su capacidad de generar caja, y por lo tanto, entrando el business angel en el accionariado quizás a una valoración muy por debajo del valor potencial que luego se materializará. Esta fase es lo que se conoce como “start-up“. En esta fase además de la idea de negocio, se tiene ya desarrollado un producto o servicio que se pueda vender, se ha realizado alguna venta, se ha estudiado cierta viabilidad comercial, pero la viabilidad del negocio no ha sido testada ni escalada a todo un mercado, existiendo por tanto mucho riesgo todavía.
  • Venture capital, usualmente fondos de inversión que inyectan cantidades entre €100.000-€1.000.000, aportando know-how, y que entran a financiar el start-up en lo que se conoce como etapa “growth” o crecimiento, es decir, estos fondos aportarán capital cuando ya hay un producto o servicio que tiene ventas, con un modelo de negocio y comercial testado, existe un mercado que comprar nuestros productos/servicios, se alcanza el punto de equilibrio-“breakeven” e incluso está generando flujos de caja con cifras de EBITDA positivas, pudiendo ser el negocio escalable a otros países incluso.
  • Mercado alternativo bursátil o MAB, siendo un mercado de financiación para empresas de pequeña capitalización supervisado por la CNMV, con una regulación y costes más reducidos y proporcionado financiación, visibilidad, valoración y liquidez. Corresponde también a la fase “growth” o crecimiento pero ya en un estadio sostenible y recurrente de la compañía cumpliendo los mismo requisitos, pero las cantidades que pueden captarse son del orden de €2-25 millones de euros, siendo lo común moverse en financiaciones de €12-15 millones. Las empresas deben estar en estadios de generar al menos €2-3 millones de EBITDA y ventas del orden de €8 millones. Las principales ventajas de conseguir financiación y estar en el MAB es la visibilidad y credibilidad de tu proyecto ante inversores, siendo los principales inconvenientes la normativa regulatoria y de reporting exigida, transparencia de datos y prácticas de buen gobierno corporativo. Un ejemplo de la magnitud del MAB español frente al MAB de Londres es que en el primero cotizan 12 empresas frente a las 1100 del segundo.
  • Private equity, son fondos de inversión que entran en compañías en crecimiento sostenible y donde el proyecto ha madurado y se ha consolidado, con un modelo de negocio exitoso, con ventas y escalabilidad demostrada, con generación importante de flujos de caja. Suelen inyectar cantidades superiores a €25 millones hasta los €200 millones, dotando su entrada de credibilidad al negocio y posibilitan un crecimiento y escalabilidad a nivel internacional. Los principales inconvenientes son su activa participación en la gestión de la compañía y sus recursos, las cláusulas de arrastre a los socios, que están obligados a vender frente a potenciales compradores, las prácticas de transparencia y buen gobierno corporativo exigidas.

Conviene también destacar que cuando en España se habla de capital riesgo, se hace de una forma en sentido amplio, abarcando todos los estadios anteriormente descritos. En 2010, el origen del capital riesgo para financiar proyectos fue del 50% inversores extranjeros, 17% español, 7% particulares, 26% otros. Conviene además aclarar que el capital riesgo español no invierten por lo general en los proyectos que están en las fases “semilla” o “start-up”, siendo la distribución de los fondos:

  • 1% en proyectos en fase semilla.
  • 2,8% en proyectos fase start-up.
  • 96,2% en venture capital o private equity, en procesos de: expansión del negocio, buyout o replacement.

Para terminar el post explicaré qué buscan los inversores potenciales cuando quieren invertir en un proyecto start-up, y qué debe el emprendedor responder en su presentación:

  1. Potencial del crecimiento de las ventas de la empresa, tamaño del mercado atacado y crecimiento del mismo, con la existencia o no de la expansión a otros mercados de una forma natural.
  2. Existencia de una ventaja competitiva sostenible en el tiempo y difícilmente copiable, analizando las fuerzas de Michael Porter, sobre todo las barreras de entrada a potenciales competidores y las de salida de los clientes.
  3. Si existen riesgos por concentración de la  actividad de la empresa en un sector muy concreto.
  4. Si existe excesiva dependencia de los proveedores o un cliente en concreto cuya pérdida pueda lastrar el negocio.
  5. Visibilidad y recurrencia de los ingresos por lo menos a 3-4 trimestres. Más allá de este plazo las ventas se convierten casi en un acto de fe. Es muy importante entender si las ventas del cliente ocurren con una frecuencia anula, o mensual o diaria. A mayor frecuencia se disminuye el riesgo de los flujos de caja.
  6. Intensidad de capital requerida, es decir, que se necesite una inversión lo más baja posible tanto en comprar activo fijo (CÁPEX) como financiar circulante, actividades concretas de márketing, publicidad, equipos comerciales. Como métrica comparable suele usarse por cada euro invertido cuántos euros de ventas tenemos.
  7. EBITDA marginal existente. Es decir, por cada euro adicional de ventas, qué EBITDA obtenemos, idealmente más EBITDA por cada euro de ventas. Estudio de las curvas, si a medida que las ventas crecen el EBITDA disminuye, se debe entonces dimensionar el nivel de crecimiento adecuado. Esto es algo fundamental al redactar el plan de negocios.
  8. El más importante de todos es la capacidad de generación flujos de caja libre, “pasta” del negocio, y el ratio de crecimiento de dichos flujos de caja, conocido como “G”. Una empresa vale la capacidad de generar flujos de caja libre o firm’s free cashflows y que dicha poterncialidad se materialice.

Finalmente me gustaría terminar aclarando que en las fases iniciales de un start-up, en el estadio “seed” o semilla, valorar una empresa o determinar su enterprise value resulta altamente difícil ya que ésta no ha materializado flujos de caja libre ni tiene ventas y la certeza de los mismo o su probabilidad de ocurrencia es desconocida. Los procedimientos de valoración de empresas en el mundo de finanzas más usados son:

  1. A nivel de teoría de valoración (el método más correcto y adecuado de valorar empresas), es el descuento de los flujos de caja a un tipo de interés que remunere el riesgo de la inversión, es decir la probabilidad de éxito o fracaso. Sin embargo no es recomendable usar este método porque no hay certeza de los flujos de caja, ni visibilidad, concluyendo que este método no es usado en estos estadios.
  2. Valoración por múltiplos comparables, usualmente ventas o EBITDA. Este método analiza transacciones de compra/venta, M&A, etc. de empresas comparables y realiza una valoración, siendo el método quizás más rápido para realizar valoraciones, y el usado si la start-up tiene ventas demostradas.
  3. Opciones reales, que viene a basarse en el primer método asignando unos ingresos y flujos de caja base más un potencial o “upside” con una determinada probabilidad, construyéndose una curva de probabilidad con distintos escenarios. Al igual que el método primero en estas fases es muy teórico y tampoco es recomendable su uso.

Para los que no tenéis base en finanzas, os dejo un seminario en vídeo y powerpoint donde podéis aprender los diversos métodos de valoración de empresas y análisis de inversiones que se utilizan en finanzas.

Entonces, ¿cómo debemos valorar un start-up en sus fases iniciales y los métodos anteriores no son los más adecuados?. Esta es la pregunta del millón de dólares, y los métodos anteriores aunque son la base de la valoración de empresas en finanzas, pueden servir como ayuda, pero son altamente inefectivos en las fases iniciales. Lo que es más importante y debe ser valorado es:

  1. Cuál es el equipo gestor, credibilidad, resultados, know-how.
  2. Cuál es la involucración de los mismos y los recursos que han aportado. A modo de ejemplo, algunos fondos valoran una empresa por ejemplo a €1 millón por cada ejecutivo senior que se embarcará en el start-up.

Saludos,

Antonio Alcocer

www.antonioalcocer.com

www.minds4change.org

error: Content is protected !!